• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Puigdemont avisa de que el 1-O se votará y se “pondrá luz a la oscuridad”

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, hizo ayer un llamamiento a votar en el referéndum del 1-O para “poner luz a una oscuridad” y a convencer a “los que dudan”, y lanzó una advertencia: “¿A menos de 20 días, alguien cree sinceramente que no votaremos? ¡Pues claro que votaremos!”.

Puigdemont avisa de que el 1-O se votará y se “pondrá luz a la oscuridad”
Puigdemont interviene durante el inicio de la campaña | toni albir (efe)
Puigdemont interviene durante el inicio de la campaña | toni albir (efe)

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, hizo ayer un llamamiento a votar en el referéndum del 1-O para “poner luz a una oscuridad” y a convencer a “los que dudan”, y lanzó una advertencia: “¿A menos de 20 días, alguien cree sinceramente que no votaremos? ¡Pues claro que votaremos!”.

En el acto unitario del independentismo en Tarragona en favor del referéndum –que los soberanistas realizaron pese a la suspensión de la consulta y las advertencias del Gobierno–, Puigdemont destacó la “unidad” con la que el independentismo llega al 1-O, pese a que los contrarios a la secesión auguraron lo contrario, explicó el presidente.

“Tras tantos años y a menos de veinte días para el referéndum, ¿alguien cree sinceramente que en el 1-O no votaremos? ¿Pero qué país se piensan que somos? ¿Qué gente se piensan que somos los catalanes?”, exclamó.

“Toda esta gente que nos decían que no podíamos hacer esto –agregó–, ahora nos dicen que el 1-O no votaremos. ¿Qué creéis que pasará? ¡Claro que votaremos!”. Puigdemont dejó claro que la independencia “no es para cambiar el nombre del país o hacer lo mismo que el país anterior, porque para eso no nos pondríamos. En Cataluña viviremos y dejaremos vivir. Y el 1-O quedará bien claro”.

Indecisos

Pero el presidente catalán pidió a los independentistas que convenzan a los ciudadanos indecisos que dudan si ir a votar en el 1-O en un contexto en el que los partidos no independentistas han rechazado hacer campaña sobre el referéndum y defienden además que no se participe.

“Decidle a todo el mundo que tenga dudas que el 1-O tendrán una elección sencilla, que no apuesten por los que nos quieren dejar a oscuras. Salgamos a la calle y cojamos una papeleta de las muchísimas que habrá a disposición. Que cojan una papeleta y que no solo voten, sino que decidan poner luz a una oscuridad que hace demasiados años que dura”, ha aseverado Puigdemont.

Porque los catalanes, añadió, “somos demócratas, no perseguimos urnas ni papeletas, no cerramos páginas web que piden ir a votar, no perseguimos alcaldes, no intimidamos a medios que quieren informar y no tenemos cloacas del Estado para perseguir a líderes políticos”.

Y apuntó: “Y en Cataluña no cerramos la luz. Ni a los colegios electorales ni a la gente vulnerable”, señaló el mandatario catalán, que rememoró que se dijo que el independentismo “estaría solo”, pero resaltó que la Secretaría de Estado de EEUU y el presidente de la Comisión Europea se refirieron al proceso independentista en los últimos días.

“Como dijeron que este acto no lo haríamos. Y no solo lo hemos hecho, sino que con la gente de fuera lo podríamos haber hecho dos veces”, sacó pecho Puigdemont, quien sugirió que el Govern dispone de tanto material para el 1-O que “podrá subastar el resto de material que nos ha sobrado”, ironizó el dirigente.

“No valen las amenazas”

Por su parte, la coordinadora nacional del PDeCAT, Marta Pascal, aludió al presidente del Gobierno: “Rajoy, vamos a votar el 1-O. No nos valen las amenazas ni tener miedo. No nos podrán cortar la luz porque la oscuridad son ellos. Y la luz, la ilusión y la esperanza llenará las urnas el 1-O”.

En la previa del acto, además de los cánticos de “independencia”, “votaremos” y “¿dónde están las papeletas?, uno de los gritos más repetidos ha sido el de “Ballesteros, dimisión”, en alusión al alcalde socialista de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, que manifestó que no iba a abrir los colegios del municipio para que se instalen en ellos mesas electorales del referéndum independentista catalán. l