• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Miles de personas exigen en Barcelona la “libertad de los presos políticos” y la república

Miles de personas –750.000 según la Guardia Urbana– se manifestaron ayer a lo largo de la calle Marina de Barcelona con una consigna unánime: “Libertad presos políticos”

Miles de personas exigen en Barcelona la “libertad de los presos políticos” y la república

Miles de personas –750.000 según la Guardia Urbana– se manifestaron ayer a lo largo de la calle Marina de Barcelona con una consigna unánime: “Libertad presos políticos”, en relación de los encarcelamientos de los consellers cesados del Govern y de los presidentes de ANC y de Ómnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

La manifestación también sirvió para reivindicar la República, declarada en el Parlament el 27 de octubre pero que no se materializó, ya que el Estado aplicó el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía.

El lema de la manifestación, organizado por la ANC y Ómnium, resumió as dos ideas: “Libertad presos políticos. Somos república”, y se celebra a menos de un mes de la campaña de las elecciones del 21 de diciembre.

Cabeza de la marcha

Familiares y amigos de los encarcelados tuvieron un puesto preeminente en la marcha: ocuparon la cabecera con pancartas con los lemas “Freedom” y “Llibertat” y los dirigentes políticos permanecieron en segundo plano.

En la cabecera también se situaron el vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoberro, y el de Ómnium, Marcel Mauri, además de la presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercé Conesa, y los presidentes de las entidades municipalistas: Miquel Buch (ACM) y Neus Lloveras (AMI).

Quien no asistió a la marcha por recomendación de sus abogados fue la presidenta cesada del Parlament, Carme Forcadell. Sin embargo, ha escrito un mensaje en su perfil de Twitter en el que enumera los nombres de todos los consellers cesados encarcelados y la de los presidentes de las entidades soberanistas, con la etiqueta “libertad”.

En las pancartas se pudieron leer consignas como “Basta de humillaciones. Basta de mentiras”, “Si nos tocan a uno, nos tocan a todos”, “Vergüenza democrática”, “Los queremos en casa”, además de lemas en inglés como “We want them back”. l