JxCat registra la reforma para investir a distancia a Puigdemont sin tener el aval de ERC

Elsa Artadi y Anna Tarrés, abandonan el Parlament tras la reunión de JxCat y ERC | toni albir (efe)

 

Junts per Catalunya (JxCat) presentó ayer en el registro del Parlament una propuesta de reforma de la ley de la Presidencia de la Generalitat y del Govern, con el fin de permitir una investidura a distancia de Carles Puigdemont, pese a que la medida no fue consensuada de momento con ERC.

 

Junts per Catalunya (JxCat) presentó ayer en el registro del Parlament una propuesta de reforma de la ley de la Presidencia de la Generalitat y del Govern, con el fin de permitir una investidura a distancia de Carles Puigdemont, pese a que la medida no fue consensuada de momento con ERC.
JxCat busca forzar así un acuerdo que permita desbloquear la legislatura, sin descartar aún la investidura de Puigdemont, pese a que en los últimos días arreció el debate en torno a un nombre alternativo.

Dos artículos
La proposición de ley de modificación de la ley 13/2008 de la presidencia de la Generalitat y del Govern, firmada por la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, consta de dos artículos, pensados para poder investir a Puigdemont sin necesidad de que esté en el hemiciclo.
El primero de los artículos señala que “en caso de ausencia, enfermedad o impedimento del candidato” a la investidura en el momento de presentar el programa de gobierno y solicitar la confianza del Parlament, el pleno podrá “autorizar, por mayoría absoluta, la celebración del debate de investidura sin la presencia o sin la intervención del candidato o candidata”.
“En este caso, la presentación del programa y la solicitud de confianza de la cámara se podrá hacer por escrito o por cualquier otro medio previsto en el reglamento”, añade.
El segundo artículo de la proposición plantea que “todos los órganos colegiados previstos en esta ley se pueden constituir, convocar, celebrar sus sesiones, adoptar acuerdos y remitir actos tanto de forma presencial como a distancia, salvo que su reglamento interno recoja expresa y excepcionalmente lo contrario”.
“En las sesiones que celebren los órganos colegiados a distancia, sus miembros podrán encontrarse en diferentes lugares siempre que se asegure por medios electrónicos, considerando también como los telefónicos, y audiovisuales, la identidad de los miembros o personas que los suplan, el contenido de sus manifestaciones, el momento en que estas se producen, así como la interactividad e intercomunicación entre ellos en tiempo real y la disponibilidad de los medios durante la sesión”, prosigue el artículo.
Entre otros, dice: “se consideran incluidos entre los medios electrónicos válidos, el correo electrónico, las audioconferencias y las videoconferencias”.
En la exposición de motivos, la propuesta de JxCat alega que la propia normativa catalana “prevé las situaciones de ausencia, enfermedad o impedimento” del presidente de la Generalitat, en las cuales “la sustitución o suplencia opera automáticamente”.
En cambio, la ley no prevé “cuando estos supuestos de ausencia, enfermedad o impedimento se producen en el momento de su elección”, por lo que es “necesario introducir una modificación en el procedimiento”. 
Mientras ERC proseguía ayer las reuniones con JxCat pero se mostró escéptica sobre algunas de las propuestas que le llegan de la candidatura encabezada por Carles Puigdemont y puntualizó que trabaja por un “acuerdo global”, que incluya una investidura efectiva, el programa de Govern y un calendario.
En las reuniones, sin embargo, se evidencian aún posiciones distintas sobre algunas cuestiones y no hay nada cerrado que permita decir ayer que hay acuerdo entre las principales fuerzas independentistas. ERC se muestra muy escéptica sobre algunas vías que desea explorar JxCat y duda sobre su conveniencia.