• Sábado, 03 de Diciembre de 2016

Detenido en el aeropuerto de Barajas un yihadista que se disponía a unirse al Daesh

La Guardia Civil detuvo ayer en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas a un presunto yihadista, un ciudadano español de origen palestino y con residencia en Vecindario (Las Palmas), que había intentado desplazarse a Siria para integrarse en las filas de Daesh.

Detenido en el aeropuerto de Barajas un yihadista que se disponía a unirse al Daesh
Los agentes lo acompañaron a su vivienda para registrarla 	REUTERS/Borja Suárez
Los agentes lo acompañaron a su vivienda para registrarla REUTERS/Borja Suárez

La Guardia Civil detuvo ayer en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas a un presunto yihadista, un ciudadano español de origen palestino y con residencia en Vecindario (Las Palmas), que había intentado desplazarse a Siria para integrarse en las filas de Daesh.


Según informa el Ministerio del Interior en un comunicado, la detención es fruto de una investigación abierta por la Guardia Civil en 2014 tras detectar en el entorno del detenido de elementos indiciarios de un proceso de radicalización yihadista a través del consumo reiterado de propaganda terrorista. Esto desembocaría finalmente en la voluntad de viajar para tratar de enrolarse en las filas de Daesh.


De hecho, el pasado mes de julio el detenido intentó realizar el viaje a Siria vía Turquía, pero fue detenido por las autoridades turcas en las proximidades de la frontera con el país en guerra y devuelto a España.


Los especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil le sometieron a especial vigilancia y en noviembre constataron que había vuelto a abandonar el territorio nacional para intentar el viaje esta vez por Jordania, que también tiene frontera con Siria. Tras la activación de un dispositivo específico por parte de la Guardia Civil, en coordinación con las autoridades jordanas, se procedió a interceptar al detenido y tratar de obtener nuevos elementos probatorios sobre la verdadera naturaleza de su viaje. Finalmente, fue entregado a la Guardia Civil para su puesta a disposición judicial en España, que se produjo en el aeropuerto de Madrid Barajas.


Los investigadores tratan ahora de reconstruir todos los movimientos que el detenido ha realizado para preparar estos viajes, incluyendo el registro de su domicilio en Vecindario, donde se ayer desplegó una operación y se espera obtener elementos que permitan esclarecer los hechos y especialmente, descubrir la posible existencia de otras personas que pudieran haber facilitado la radicalización y/o los desplazamientos del detenido.


La operación fue llevada a cabo por agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, junto con unidades de la Comandancia de Las Palmas de Gran Canaria, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción nº 5 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Asimismo, contó con la colaboración de diferentes servicios de inteligencia internacionales.


Desde la elevación al nivel 4 de alerta antiterrorista el pasado 26 de junio de 2015, la Guardia Civil reforzó todos los dispositivos e investigaciones.