• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Correa entraba en Génova con un pase como el que se usa en la Ejecutiva

El cabecilla de la trama “Gurtel”, Francisco Correa, aseguró que accedía a la sede del PP en la calle Génova de Madrid con una “tarjeta especial” similar a la de los miembros de la Ejecutiva del partido que le permitía sortear los controles de entrada y entrar directamente “por el parking”.

Correa entraba en Génova con un pase como el que se usa en la Ejecutiva
Francisco Correa llega a la Audiencia Nacional durante los primeros días del jucio	aec
Francisco Correa llega a la Audiencia Nacional durante los primeros días del jucio aec

El cabecilla de la trama “Gurtel”, Francisco Correa, aseguró que accedía a la sede del PP en la calle Génova de Madrid con una “tarjeta especial” similar a la de los miembros de la Ejecutiva del partido que le permitía sortear los controles de entrada y entrar directamente “por el parking”.


En respuesta a su abogado que le interpelaba sobre una de las preguntas formuladas por el abogado del extesorero del PP, Luis Bárcenas, que dudó de que pudiera pasar el escáner “con maletines llenos de dinero”, precisó que contaba con esta acreditación e insinuó que Bárcenas, podía “haberlo olvidado”.


Precisó que todo lo que aseguró sobre el extesorero durante su declaración es “cien por cien cierto” y reiteró que no solo llevaba el dinero a Génova “sino a su casa también”. Según aclaró el empresario encargado de gestionar con los Ministerios el 3% de comisión por la adjudicación irregular de obra pública no era él sino Plácido Vázquez, para el que la causa se archivó.


También negó haber recibido dinero de ninguno de los empresarios acusados en la causa, y asegurado que durante sus primeros meses en prisión sufrió una fuerte depresión. Antes de su declaración ante el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón –dijo– le pusieron “en unas catacumbas” sin comer y sin beber y sin ver la luz.


Respecto al reparto en seis partes de los ingresos por la organización de campañas electorales de 2003 y 2004 facturados a través de la empresa Rialgreen aseguró que Bárcenas era quien decidía si “compartir con ellos o no”. “Unas veces lo hacía y otras muchísimas no compartía, se las quedaba el señor Bárcenas”, destacó.


Correa se refería a la confesión formulada este viernes cuando admitió que dividió el 50% de los ingresos obtenidos con el extesorero del PP, Gerardo Galeote, el exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda y exdiputado por Segovia Jesús Merino.


Negó entonces que la sexta persona con la que se dividieron los ingresos, identificada en su contabilidad con las siglas PAC, fuera Álvarez Cascos. “No es Paco Cascos”, dijo rotundamente y apuntó que podía tratarse de él mismo y que cedió esa parte a su presunto número dos y extesorero del Partido Popular gallego Pablo Crespo.


Correa lanzó un aviso a la sala y puso de manifiesto que no obra en la causa un solo documento escrito por él a pesar de “todos los millones y millones” acumulados en la instrucción. “Tengo una memoria privilegiada y todo lo tengo en la cabeza”, señaló el acusado.