• Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Rechazan los “bonos trampa” que ofrece Santander a los afectados por Popular

El secretario general de la Asociación Galega de Consumidores e Usuarios (Acouga), Xoán Antón Pérez-Lema, recomienda no suscribir lo que considera “bonos trampa” ofertados por Banco Santander a los clientes minoristas de Popular que compraron acciones en la ampliación de capital de esa entidad en el año 2016

Rechazan los “bonos trampa” que ofrece Santander a los afectados por Popular
La asociación Acouga advierte de que Santander “pretende eludir posibles reclamaciones judiciales” | Juan Medina (reuters)
La asociación Acouga advierte de que Santander “pretende eludir posibles reclamaciones judiciales” | Juan Medina (reuters)

El secretario general de la Asociación Galega de Consumidores e Usuarios (Acouga), Xoán Antón Pérez-Lema, recomienda no suscribir lo que considera “bonos trampa” ofertados por Banco Santander a los clientes minoristas de Popular que compraron acciones en la ampliación de capital de esa entidad en el año 2016 o deberes subordinados en 2011 y perdieron el total de la inversión tras la adquisición por la corporación financiera que dirige Ana Botín.

Para Acouga, con la oferta presentada este jueves, Santander “pretende mantener buena parte de la clientela de Popular y eludir posibles reclamaciones judiciales por parte de los afectados”.

Consiste, según explicó, “en valores negociables emitidos por Banco Santander por un importe nominal equivalente a la inversión en acciones o en determinadas obligaciones subordinadas de Popular (con ciertos límites) de las que eran titulares a la fecha de la resolución de Popular”.

Pérez-Lema indicó que los bonos perpetuos ofertados a los minoristas, que abarcan el 100% de la inversión para suscripciones de hasta 100.000 euros, incluyen un pago anual del 1% de interés en concepto de cupón con carácter discrecional, lo que introduce “un elevado grado de inseguridad en la percepción de esa cantidad”.

Además, critica que Santander “decidirá si amortiza esos bonos pagándoles el nominal a los clientes o no, ya que en principio se emiten a perpetuidad”.

“Y aquí es donde esta el problema”, advirtió. “Una emisión inferior a mil millones de euros, y esta es de 980 millones, se considera por los expertos que presenta graves problemas de liquidez”, alertó. Así, subrayó que “quien quiera encontrar comprador es muy probable que tenga que vender los bonos con una pérdida muy importante, incluso del 40% al 70% del valor nominal”.

A diferencia de las participaciones preferentes y subordinadas, que poseían un mercado secundario que funcionó bien hasta el 2011, apuntó que “estos bonos perpetuos que ofrece ahora Santander carecen de un mercado en el que negociarlos”.

En definitiva, Pérez-Lema aseguró que el antiguo minorista de Popular “se verá atrapado en la iliquidez y dependerá de la buena voluntad del banco”. 

Naturhouse

Por otro lado, Ampopular, la plataforma liderada por el presidente de Grupo Kiluva (Naturhouse), Félix Revuelta, considera que la oferta de compensación efectuada por Santander es “insuficiente”, ya que cuenta con muchas limitaciones y afecta a “muy pocos” perjudicados.

En este sentido, recordó que la reexpresión de las cuentas anuales de Popular, efectuada el pasado abril, demuestra que la contabilidad estaba “un poco manipulada”, por lo que considera que un accionista que compró títulos de la entidad en 2015 está en la misma situación que otro que lo hizo en el periodo que comprende la oferta de Santander.

Por su parte, Aeris Invest, vehículo de inversión del Grupo Luksic y que perdió 113 millones de euros con la resolución de Popular, solicitó a la Junta Única de Resolución (JUR) el texto íntegro  de la operación de Popular.