• Domingo, 11 de Diciembre de 2016

Moure denuncia que el presidente de la CEG “es un reo” de los líderes provinciales

Antonio Dieter Moure, quien el pasado viernes dimitió como presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), aseguró que la persona que está al frente de la patronal gallega “es un reo de los presidentes provinciales”.

Moure denuncia que el presidente de la CEG “es un reo” de los líderes provinciales
El expresidente de la CEG Antonio Dieter Moure	archivo ec
El expresidente de la CEG Antonio Dieter Moure archivo ec

Antonio Dieter Moure, quien el pasado viernes dimitió como presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), aseguró que la persona que está al frente de la patronal gallega “es un reo de los presidentes provinciales”. En una entrevista en RNE, Moure reconoció no estar “arrepentido” tras dimitir de este cargo, sino “todo lo contrario”. “Había ciertas tensiones o desencuentros que no contribuían al buen entendimiento”, dijo.


A continuación, aseguró tener la sensación de que los intereses de la CEG y los de los presidentes provinciales “van por diferentes derroteros”.


A este respecto, preguntado directamente por si son los presidentes provinciales quienes manejan los hilos, subrayó que sí.


A renglón seguido, explicó que, cuando comenzó su mandato al frente de la patronal gallega, supuso que “todos” empujarían “por los intereses” de la CEG, cosa que no fue así porque hay, defendió, “otros intereses que priman”. Se refiere a los intereses personales y provinciales, que ve “un lastre” para la patronal. Cuestionado sobre el presidente de la patronal coruñesa, Antonio Fontenla, precisó que este “nunca” le dijo “expresamente” que le retiraba su apoyo, aunque sí reconoce que pudo haber una “pérdida de confianza”. No obstante, destacó que aquel “apoyo desinteresado” por parte de Fontenla en un principio, “no lo había”.

 


plan de viabilidad


Sobre el plan de viabilidad, hizo hincapié en que es “imposible” desarrollarlo y, para ejemplificar esto, empleó una metáfora. Así, explicó que si quisiera construir una casa le pediría a un arquitecto que le hiciera un proyecto y, a continuación, a una empresa constructora que le construyera la vivienda.


En este sentido, indicó que, aunque tienen ese proyecto –el plan de viabilidad–, para desarrollarlo necesitan un dinero del que no disponen. Es más, aseguró que ni siquiera tienen dinero para realizar una reducción de personal e indemnizar a los trabajadores.


De igual modo, considera que, aunque la patronal está “enferma” y tiene “unos grados de fiebre”, no se encuentra en la misma situación que cuando él llegó al cargo. Asimismo, alertó de que la patronal podría desaparecer si las cosas no se hacen con “criterio y sentido común”, pues reconoció que, en la actualidad, están “en las manos de las entidades financieras”.


En la línea del plan de viabilidad, denunció que los críticos simplemente se hubieran limitado a decir que no estaban de acuerdo con él en lugar de aportar cosas. Sobre las próximas elecciones para elegir a su sucesor, Moure reconoció que no le gustaría que fuese un presidente provincial debido a que hay “intereses contrapuestos”.


De este modo, espera que la nueva persona esté “muchos” años en el cargo, pero le advierte de que será “reo” de los presidentes provinciales: “Que no le quede duda ninguna”.