• Miércoles, 16 de Agosto de 2017

Los estibadores elevan la tensión al convocar nuevos paros en los puertos

Los sindicatos de estibadores convocaron cuatro nuevos paros de 48 horas para finales de este mes de junio y comienzos del de julio, si bien en esta ocasión no serán ininterrumpidos, sino que solo afectarán a las horas impares, según fuentes sindicales.

Los estibadores elevan la tensión al convocar nuevos paros en los puertos

Los sindicatos de estibadores convocaron cuatro nuevos paros de 48 horas para finales de este mes de junio y comienzos del de julio, si bien en esta ocasión no serán ininterrumpidos, sino que solo afectarán a las horas impares, según fuentes sindicales.

En concreto, las nuevas huelgas se programaron para todas las horas impares de los períodos de 48 horas comprendidos entre las 08.00 horas del lunes 26 de junio y la misma hora del miércoles 28 de junio, y entre la misma franja horaria de entre los días 29 de junio y 1 de julio, 3 de julio y 5 de julio, y 6 de julio y 8 de julio.

Los sindicatos de la estiba convocan nuevas huelgas sin que haya terminado el calendario ya programado, que aún prevé tres jornadas de paros parciales para el lunes, miércoles y viernes de la próxima semana. De esta forma, con la nueva convocatoria, extienden dos semanas más la perspectiva de conflicto en los puertos. No obstante, el nuevo paro tiene como objetivo la asamblea extraordinaria que la patronal Anesco celebra hoy para decidir sobre la última propuesta planteada por los sindicatos.

Aprobación

Así lo reconocen los sindicatos convocantes (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CCOO, UGT, CGT y CIG) en el aviso de huelga, en el que indican que “la ampliación del período de huelga viene motivado por las manifestaciones realizadas por representantes de Anesco, por las que la propuesta sindical no tiene muchas posibilidades de ser aprobada por la asamblea”. No obstante, manifiestan expresamente su voluntad de desconvocar los paros “tan pronto” como obtengan una “respuesta positiva” de Anesco a “las pretensiones sindicales de garantía de empleo para los trabajadores del sector, que pase de las buenas intenciones y se materialice en un acuerdo”.

En caso de que finalmente se secunde todo el calendario de paros, supondrá enlazar un mes consecutivo de movilización en los puertos, cuatro meses después de que el conflicto arrancara a comienzos de febrero, cuando el Gobierno emprendió al reforma legal del sector para adaptarlo a la norma europea y liberalizarlo, que finalmente aprobó en mayo.  Mientras, la segunda jornada de la huelga ininterrumpida de 48 horas convocada por los sindicatos de estibadores tuvo ayer un seguimiento superior al 98%, lo que paralizó la actividad en los puertos y obligó a desviar al menos a una treintena de barcos hacia destinos fuera de España.

Por su parte, el Ministerio de Fomento cifró en 110 millones de euros el impacto total, directo e indirecto, que la huelga de 48 horas de los estibadores en los puertos ha ocasionado en la economía española, según Puertos del Estado. Este coste se eleva a 146 millones tras sumar los 36 millones de pérdidas que ya se calcularon para los tres días de paros parciales que los estibadores secundaron la pasada semana.