• Sábado, 24 de Febrero de 2018

España postula a De Guindos para recuperar su presencia en el BCE

 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, hizo ayer oficial su candidatura a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), para la que cuenta con el aval del Gobierno, que espera recuperar la presencia española en una institución de la que salió en 2012.

 

España postula a De Guindos para recuperar su presencia en el BCE
El ministro de Economía, Luis de Guindos, ofrece una rueda de prensa para hablar de su candidatura | Javier Lizón (efe)
El ministro de Economía, Luis de Guindos, ofrece una rueda de prensa para hablar de su candidatura | Javier Lizón (efe)

El ministro de Economía, Luis de Guindos, hizo ayer oficial su candidatura a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), para la que cuenta con el aval del Gobierno, que espera recuperar la presencia española en una institución de la que salió en 2012.
El Ejecutivo ve “una posibilidad muy clara” de lograr los votos necesarios para acceder al puesto, según aseguró De Guindos en una rueda de prensa, donde aseguró que tanto el presidente como él mismo han recabado “los apoyos necesarios”.
Queda por dilucidar quién sustituirá a De Guindos al frente de la cartera de Economía, con especulaciones que apuntan a otros miembros del Gobierno, a exministros y a primeras figuras del mundo empresarial.
De momento De Guindos no ha dejado vacante su silla, ya que no presentará su dimisión hasta que el Consejo Europeo de los próximos 22 y 23 de marzo decida entre su candidatura o la del gobernador del Banco Central Irlandés (ICB), Philip Lane.
En opinión del Gobierno, la gestión del ministro al frente de Economía durante la crisis económica y financiera es garantía más que suficiente para ser acreedor del cargo en el BCE, que ocuparía el 1 de junio.

Apoyo
Luis De Guindos afirmó que siempre ha contado con el apoyo de Mariano Rajoy, a quien transmitió su agradecimiento por el respaldo recibido en años “complicadísimos” y por “entender las razones por las cuales es importante que España optara a este puesto en el Banco Central Europeo”.
Rajoy afirmó sobre De Guindos en su cuenta de Twitter que es “un magnífico candidato”, que aúna, rigor, experiencia y fidelidad a los principios de la UE, a lo que fuentes del Ejecutivo añadieron que se trata de un “sólido embajador” de la economía española en los mercados internacionales y un modernizador de las estructuras económicas del país.
Mientras, el PSOE considera que el mayor problema del candidato es su falta de independencia, a lo que sumó el hecho de que no se haya optado por una mujer, lo que cree que supone un desprecio y una apuesta por “la desigualdad más absoluta”.
Ciudadanos sí apoyó la candidatura de De Guindos, pero advirtió de la crisis de Gobierno que se avecina al perder a su ministro “con más nivel” y con “más capacidad” para pactar.
Podemos aseguró que esta candidatura es reflejo de la falta de democracia en la UE, ya que muestra un “mercadeo a puerta cerrada donde se vende la soberanía por puestos y sillones”.
Por su parte, la banca española apoyó la candidatura, ensalzó la labor del ministro y consideró muy positivo que España vuelva al Banco Central y esté mejor representada en Europa.
En 2012, por primera vez en catorce años, España quedó fuera de los seis puestos del comité ejecutivo del BCE. El español José Manuel González Páramo dejó su lugar en el equipo directivo y le sustituyó el gobernador del Banco Central de Luxemburgo, Yves Mersch, en detrimento del candidato español Antonio Sáinz de Vicuña, director del servicio jurídico del banco. l