• Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Cuarenta trabajadores de Eulen cogen la baja a la vez en pleno conflicto en el Prat

Un total de 40 trabajadores de Eulen en el aeropuerto de Barcelona-El Prat cogieron ayer la baja médica, unas ausencias que neutralizarían el refuerzo de los 60 efectivos que la compañía destinó para minimizar las colas de los últimos días.

Cuarenta trabajadores de Eulen cogen la baja a la vez en pleno conflicto en el Prat
La huelga de los vigilantes provoca atascos en los arcos de seguridad de hasta una hora de duración | Quique García (efe)
La huelga de los vigilantes provoca atascos en los arcos de seguridad de hasta una hora de duración | Quique García (efe)

Un total de 40 trabajadores de Eulen en el aeropuerto de Barcelona-El Prat cogieron ayer la baja médica, unas ausencias que neutralizarían el refuerzo de los 60 efectivos que la compañía destinó para minimizar las colas de los últimos días.

Aunque fuentes conocedoras del conflicto cuantificaron en una cuarentena los trabajadores que están de baja, la empresa Eulen se ha limitado a confirmar que hay “un número importante” de empleados en esta situación.

La plantilla, de unos 360 empleados, se encuentra inmersa en un conflicto laboral con la empresa, a quien reclama una subida salarial de hasta 350 euros por trabajador, además de un refuerzo de personal.

Tras cuatro sesiones maratonianas de mediación con la Generalitat, Eulen aceptó la propuesta del Gobierno catalán, que consiste en subir hasta 200 los sueldos y sumar un quinto vigilante a cada filtro de seguridad.

Hoy la asamblea de trabajadores deberá decidir si se adhiere o no a esta propuesta, mientras siguen las colas en las dos terminales del Prat.

Ayer hubo dos nuevos picos, a primera hora y a media mañana, en las que los pasajeros tuvieron que esperar hasta una hora para pasar el arco de seguridad.

Esta situación, que desemboca en colas en las mismas franjas horarias independientemente de si hay una convocatoria oficial de huelga o no  está indignando a muchos pasajeros.

La nueva convocatoria oficial de huelga es mañana, día 11, cuando hay programados cuatro paros parciales de una hora y, a partir del lunes, 14 de agosto, la plantilla amenaza con hacer huelga indefinida de 24 horas.

Eulen ganó el concurso de Aena para gestionar los controles de seguridad, que son los primeros filtros que encuentran los pasajeros al llegar antes de acceder a la zona de embarque, con una dotación de más de 23 millones de euros.

Generalitat 

Por su parte, el Gobierno y Eulen apelan a la responsabilidad de los vigilantes de seguridad para que acepten la propuesta de la Generalitat, una posibilidad que enfrió el comité de huelga, que ve difícil que los trabajadores desconvoquen la huelga.

La asamblea se iniciará a las 11:00 horas y tendrá lugar en la calle Moreres, número 48, de El Prat de Llobregat. De ella dependerá que se mantengan los paros parciales para los días 11 y 13 de agosto y la huelga indefinida de 24 horas convocada a partir del lunes, día 14.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, considera “razonable para ambas partes” la propuesta de la Generalitat y les instó a cerrar un acuerdo.

El titular de Fomento destacó el esfuerzo realizado por Eulen para acercar posturas, y confió en la buena voluntad de todos los implicados para cerrar un conflicto “que tanto daño está causando a los viajeros”.

De continuar con las protestas programadas, se producirán graves perjuicios tanto para los pasajeros como para el aeropuerto, “por lo que, en aras del interés general, se impone la inmediata resolución del conflicto”, añadió. l