• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Antonio Fontenla ejercerá como portavoz de los empresarios gallegos

El presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña, Antonio Fontenla, ejercerá como portavoz de la patronal gallega, mientras que los otros tres responsables provinciales se repartirán funciones en un “gobierno colegiado” tras la dimisión de Antonio Dieter Moure.

Antonio Fontenla ejercerá como portavoz de los empresarios gallegos
El presidente de los empresarios coruñeses, Antonio Fontenla  archivo ec
El presidente de los empresarios coruñeses, Antonio Fontenla archivo ec

El presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña, Antonio Fontenla, ejercerá como portavoz de la patronal gallega, mientras que los otros tres responsables provinciales se repartirán funciones en un “gobierno colegiado” tras la dimisión de Antonio Dieter Moure.


Esta decisión se tomó el sábado y significará que Fontenla, al que le corresponde la portavocía entre los cuatro vicepresidentes por edad, la asumirá hasta que la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) convoque elecciones y tenga un nuevo máximo mandatario. Para ello, los estatutos de la organización marcan un plazo de dos meses.


Fontenla, que dio a conocer esta medida a los empresarios coruñeses ayer en una junta directiva, ya estuvo al frente de la CEG entre los años 2001 y 2013, y actuó como portavoz en el breve período desde la salida de su histórico rival José Manuel Fernández Alvariño, a finales de 2015, hasta la celebración de comicios, en enero de 2016 –en los que Moure se impuso por 10 papeletas a José Manuel Pérez Canal–. Ahora, precisamente Pérez Canal –presidente de la confederación ourensana– será el encargado de la negociación económica y de la financiación, vital para que los empresarios gallegos superen su delicada situación.


La primera medida en este ámbito de la junta de vicepresidentes fue el despido del secretario general de la confederación, Fausto Santamarina, un veterano en la CEG y cuyo sueldo era considerado excesivo por algunos sectores.


Por su parte, el presidente de la organización pontevedresa, Jorge Cebreiros, se encargará de los proyectos de la CEG, con la negociación en el aire con la Xunta del programa Pexga de oficinas en el exterior, del que se nutre y depende buena parte de la actividad de la patronal.


El secretario general en Lugo, Jaime López, se hará cargo de tareas administrativas de la confederación y de la puesta en marcha de la organización interna.


Por otra parte, existe malestar entre algunos empresarios gallegos tras las declaraciones del ya expresidente.


Antonio Dieter Moure aseguró este domingo en una entrevista radiofónica que la persona que está al frente de la patronal gallega “es un reo de los presidentes provinciales”.


El día en que trascendió su marcha, Moure señaló que se iba por motivos “estrictamente personales” y que no se veía capacitado para dedicar a la confederación el tiempo que iba a ser necesario a partir de ese momento. El domingo, Moure dijo que tiene la sensación de que los intereses de la CEG y los de los presidentes provinciales “van por diferentes derroteros”. A este respecto, preguntado directamente por si son los presidentes provinciales quienes manejan los hilos, subrayó que sí.


A renglón seguido, explicó que, cuando comenzó su mandato al frente de la patronal gallega, supuso que “todos” empujarían “por los intereses” de la CEG, cosa que no fue así porque hay, defendió, “otros intereses que priman”. Se refiere a los intereses personales y provinciales, que ve “un lastre” para la patronal. Alertó de que la CEG podría desaparecer si las cosas no se hacen con “criterio y sentido común”.