• Viernes, 23 de Junio de 2017

Víctor Senra, intratable

Con cuatro victorias en otras tantas pruebas, y a pesar de que todavía no se alcanzó el ecuador del campeonato, parece que solo una catástrofe podría alejar a Víctor Senra del título autonómico de asfalto.

Víctor Senra, intratable
David Grandal y  Javier Varela, del Siroco Team Narón, durante la segunda pasada por Ferreira | D. Alexandre
David Grandal y Javier Varela, del Siroco Team Narón, durante la segunda pasada por Ferreira | D. Alexandre

Con cuatro victorias en otras tantas pruebas, y a pesar de que todavía no se alcanzó el ecuador del campeonato, parece que solo una catástrofe podría alejar a Víctor Senra del título autonómico de asfalto. Ayer, en el Rally de Narón, el piloto del Ya-Car Racing, que tiene a David Vázquez como copiloto, demostró que su Ford Fiesta R5 está un peldaño por encima del resto de competidores que concurren al circuito.


Ganó y dominó con autoridad una cita en la que el calor puso a prueba la resistencia física de los pilotos y la solvencia mecánica de sus vehículos. La factura que le pasó a muchos de ellos fue tan alta que prácticamente un tercio de los casi 150 participantes que tomaron la salida tuvieron que abandonar antes de tiempo.


Senra se impuso porque su Ford Fiesta R5 “vuela” pero también porque en un escenario tan exigente, con tramos “sucios” y traicioneros, su conducción fue la más efectiva. No arriesgó en el tramo-espectáculo del viernes, consciente de que su “guerra” era otra –aún así, se dejó menos de un segundo con el vencedor–, y fue en la maratoniana jornada de ayer, con un ritmo implacable, cuando doblegó al resto.
Los más avezados, como suele ser habitual este año, Iván Caamaño y Alberto Meira, que finalmente lo acompañaron en el podio y que le “robaron” alguna victoria parcial, pero que nunca dieron sensación de poder desbancarlo de la primera plaza.


Para Meira y su Mitsubishi, el rally naronés parecía gafado. En la primera especial se descolgó en la clasificación con un trompo que le robó casi trece segundos respecto a Caamaño y en la última de la mañana de ayer, la de Cerdido –Talleres Casal y Pernas–, se dejó casi cuatro minutos como consecuencia de un pinchazo. A partir de ahí, la suya fue una lucha para recuperar el podio. Una remontada frenética que le permitió embolsarse las dos pasadas por Vilachave y, finalmente, lo devolvió al cajón.


Entre ese incidente de Alberto Meira y que Víctor Senra se mostró intratable en una accidentada mañana –por unos motivos u otros se tuvieron que neutralizar tres de los cuatro tramos matinales–, el rally parecía más que encauzado para el de Dumbría cuando se llegó al receso del mediodía.


Por delante quedaban más de sesenta kilómetros aún, pero los 45 segundos que el actual líder del campeonato le había tomado ya a Iván Caamaño, segundo clasificado, dejaba las cosas casi vistas para sentencia. “Que arriesguen otros”, debió pensar Senra que, incluso levantando el pie del acelerador para evitar sorpresas, siguió aumentando una renta que, a falta de las clasificaciones oficiales, se fue hasta el minuto y 25 segundos sobre el de la escudería Lalín-Deza.


Con los tres “gallos” en su sitio natural, la batalla por detrás se escribió con varios nombres propios locales, como el de Daniel Dopico –Escudería Moeche–, quien antes de abandonar en el último tramo ocupaba una meritoria cuarta plaza. Al final, solo Rubén Gandoy –séptimo– y Pablo Rey –décimo–, ambos de la Escudería Ferrol, entraron en el “top ten”.