• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

El último esfuerzo de 2016

 El flamante líder de la competición en el grupo norte de la Primera Territorial, el Rugby Ferrol, afronta mañana en Lugo su último partido de este 2016 y pretende hacerlo como empezó el año, ganando una contienda que lo reafirmaría en la cabeza de la clasificación. El conjunto departamental visita al Muralla de Lugo –18.30 horas– en el penúltimo encuentro de la última vuelta.

El último esfuerzo de 2016
La formación ferrolana quiere acabar invicta la primera vuelta del campeonato	Jorge Meis
La formación ferrolana quiere acabar invicta la primera vuelta del campeonato Jorge Meis

 

El flamante líder de la competición en el grupo norte de la Primera Territorial, el Rugby Ferrol, afronta mañana en Lugo su último partido de este 2016 y pretende hacerlo como empezó el año, ganando una contienda que lo reafirmaría en la cabeza de la clasificación. El conjunto departamental visita al Muralla de Lugo –18.30 horas– en el penúltimo encuentro de la última vuelta pero, teniendo en cuenta que los ferrolanos descansarán en la jornada postrera, será su último compromiso antes del parón navideño.
Un motivo más para que Alberto Mera exija que sus jugadores redoblen la concentración, a pesar de que enfrente vaya a tener al que probablemente sea el rival más flojo del grupo –el Muralla ha perdido todos sus partidos– y la contienda se plantee como una pequeña transición. No en vano, en la mente del entrenador está el aprovecharla para que aquellos jugadores que padecen algunas molestias físicas descansen y se recuperen; mientras que los que han disfrutado de menos minutos en lo que va de liga cobrarán mayor protagonismo e irán ganando ritmo de competición.
Condicionantes todos que hacen que el duelo en tierras lucenses sea un poco atípico. En este contexto, ofrecer la mejor cara posible será un reto para el Rugby Ferrol, quien atraviesa uno de los momentos más dulces de la competición. Aunque su nivel siempre ha sido bueno, en los últimos encuentros sus jugadores demuestran tener el sistema de juego mucho más interiorizado y su rugby ofensivo ha ganado en fluidez. En defensa, a su buena línea general solo le falta apuntalar pequeñas facetas que minimicen sus errores durante los partidos. Concluido el choque, el equipo afrontará más de mes y medio de descanso hasta retornar al campeonato, en el arranque de la segunda vuelta, allá por mediados de enero del año 2017.