• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Tena ya manda en el Racing

El Racing ya transita por el camino que marca Miguel Ángel Tena. Después de estampar su firma en el contrato que lo ligará al club ferrolano hasta el final de la temporada 17/18, el preparador dirigió la primera sesión de trabajo de su segunda etapa .

Tena ya manda en el Racing


El Racing ya transita por el camino que marca Miguel Ángel Tena. Después de estampar su firma en el contrato que lo ligará al club ferrolano hasta el final de la temporada 17/18, el preparador dirigió la primera sesión de trabajo de su segunda etapa como entrenador del cuadro verde –la cuarta que vive en la entidad, ya que en las dos anteriores estuvo como jugador–. Pero antes de acudir al anexo de A Malata para llevar el entrenamiento, el consejero delegado de la sociedad anónima deportiva, Chino Silveira, destacó de Miguel Ángel Tena que “es una persona que conocemos, que conoce el club, la categoría, el grupo...”, así que se mostró convencido de que llevará al equipo a la fase de ascenso a Segunda.
Es una meta que el nuevo entrenador asume con naturalidad. “Si estoy aquí es porque me siento capacitado para sacar esta situación adelante. Es complicada, pero seguro que con trabajo conseguimos revertirla”, respondió Tena a la primera pregunta acerca de la misión que tiene ante sí. El técnico, que calificó de “muy fáciles” sus negociaciones con el Racing –“es un club al que le tengo muchísimo cariño, una gran familia y cuyo presidente siempre será una persona muy importante para mí”, destacó poco después de que Chino Silveira dijese que habían hablado mucho sobre la salud de su padre–, incidió en los males que, a su juicio, tiene el cuadro verde. “Por lo que he visto, si está en la situación en la que está es porque comete fallos durante los partidos que tiene que mejorar. En eso vamos a trabajar a diario para que el equipo sea más sólido y fiable”, dijo.
El preparador, que espera conocer en breve a los jugadores de la plantilla con los que no ha trabajado, también habló sobre qué ha cambiado para que hace cuatro meses se fuese decepcionado por la falta de “feeling” con la entidad. “El estado anímico me influyó al no conseguir el ascenso y tomé la determinación de irme. Era mejor que viniesen otras personas”, dijo. Sin embargo, a su juicio ahora la situación es diferente y, a pesar de no haber podido confeccionar la plantilla –algo que le encantaría–, va a trabajara para reflotar al Racing.