El Star Center, limitado por los problemas del pabellón

Han sido unas Navidades “diferentes” para el Uni Ferrol. Con la competición a pleno rendimiento, el cuadro de la ciudad naval, como el resto de equipos de la Liga Dia, ha tratado de cuadrar partidos, entrenamientos y descansos en un período de trabajo “atípico”

El Star Center, limitado por los problemas del pabellón
El Star Center Uni Ferrol regresa este sábado a Esteiro para medirse al Bembibre después de la victoria que en él cosechó a mediados de diciembre ante el Sant Adrià
El Star Center Uni Ferrol regresa este sábado a Esteiro para medirse al Bembibre después de la victoria que en él cosechó a mediados de diciembre ante el Sant Adrià

Han sido unas Navidades “diferentes” para el Uni Ferrol. Con la competición a pleno rendimiento, el cuadro de la ciudad naval, como el resto de equipos de la Liga Dia, ha tratado de cuadrar partidos, entrenamientos y descansos en un período de trabajo “atípico” que se ha visto complicado en las últimas horas por las inclemencias meteorológicas.
Cuando el equipo que dirige Lino López confiaba en recuperar el ritmo habitual de actividad para preparar el partido del sábado ante el Embutidos Pajariel Bembibre, la humedad y las goteras han dejado prácticamente inutilizado el pabellón de Esteiro de forma que han condicionado la normal actividad en el polideportivo.
Justo cuando mayor carga en pista requería el equipo, el técnico del cuadro ferrolano se ha visto obligado a alterar sus planes para incluir sesiones de vídeo, físicas y lanzamiento en estático tratando de minimizar los riesgos para sus pupilas sobre un parquet en el que era complicado mantener la verticalidad. La situación se vio agravada por la avería del cañón de aire caliente que normalmente permite mejorar las condiciones –ayer por la tarde el Concello sirvió uno para que la plantilla pudiese ejercitarse– y, aunque desde el club no quieren ser alarmistas, sí lamentan que, coincidiendo con estas fechas, su comunicación con el Concello no sea del todo fácil a la hora de buscar solución a un problema que ni es nuevo –se ha repetido en varias ocasiones en el último mes– ni exclusivo de Esteiro.

De hecho, en otros pabellones como la Casa do Deporte la situación es todavía más grave, lo que ha obligado a suspender los entrenamientos de los equipos de base que allí se ejercitan, pues el riesgo para la integridad física de los jóvenes jugadores es evidente.
En el plano estrictamente deportivo, Lino López está tratando de que, si bien no puedan plasmarlo sobre la cancha, sus jugadoras asimilen y estén mentalmente preparadas para las exigencias del partido que el sábado a las 19.00 horas las medirá al Embutidos Pajariel Bembibre en Esteiro. Una contienda en la que quieren desquitarse de la última derrota sufrida ante el Mann Filter y comenzar con buen pie 2018.
El cuadro berciano, que es undécimo pero cada vez más lejos de los puestos de descenso, cierra en Ferrol uno de los tramos más complicados de la campaña, pues en menos de un mes se habrá visto las caras con los cuatro primeros clasificados del campeonato.
La cita en Esteiro, además, previsiblemente debutará su última incorporación, la pívot canadiense Grant-Allen, sustituta de la gravemente lesionada Quinn Dornstauder.