• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Una salida que crea disgusto

La noticia de que el Racing no renovará a Aira para la temporada próxima ha provocado un profundo malestar en la afición racinguista, que asiste a la marcha del entrenador q.

Una salida que crea disgusto
La afición racinguista pierde con la marcha de Aira uno de sus generadores de ilusión	daniel alexandre
La afición racinguista pierde con la marcha de Aira uno de sus generadores de ilusión daniel alexandre

La noticia de que el Racing no renovará a Aira para la temporada próxima ha provocado un profundo malestar en la afición racinguista, que asiste a la marcha del entrenador que ha encadenado un ascenso a Segunda B y una clasificación para la promoción a la categoría de plata. Esta es la opinión de miembro de las peñas racinguistas sobre la salida del entrenador de los últimos años.

morandeira
Sorpresa por cortar la comunión que había entre la afición y el cuadro verde
Carlos Morandeira, presidente de la peña Morandeira y de la Federación Racinguista de Peñas, mostró su sorpresa por el hecho de que Aira no continúe al frente del equipo ferrolano la temporada que viene. De hecho, a su juidio, esta decisión “corta un proyecto ilusionante” y, sobre todo, la comunión que se había creado entre la afición, el cuerpo técnico y la plantilla. Morandeira, además, lamenta la falta de transparencia que ha habido a la hora de explicar los motivos de la separación de los caminos del club ferrolano y del técnico berciano. A partir de ahora, el dirigente espera que desde el club se apueste por la contratación de un entrenador que mantenga el clima de ilusión que se ha generado entre la afición racinguista en los últimos años, aunque sin querer decantarse por unos u otros nombres, sino en que el aspecto social no se resienta demasiado.

BAAMONDE
Una decisión que, a buen seguro, tendrá influencia en el aspecto social del club
A Marcelino Saavedra, tesorero de la peña Baamonde, le habría gustado la continuidad de José Manuel Aira en el banquillo del equipo ferrolano, así que lamenta que el club no haya aceptado las condiciones que le solicitaba el entrenador. “Seguro que quería tener una plantilla ganadora, con posibilidades de subir, y Silveira le contestó que no podía viendo las posibilidades económicas del club”, piensa el directivo de este colectivo. Lo que tiene claro este peñista es que la salida de Aira tendrá influencia a nivel social. “La afición conectaba con el equipo... y Aira era parte de él”, asegura a la hora de vaticinar que algunos aficionados ya no van a retirar el carnet. Sin embargo, también considera que si los resultados de principio de temporada son buenos esta situación se va a superar, más allá de quién sea el entrenador que se haga cargo del cuadro verde.

SAN JUAN
Una determinación que deja a la mitad un proyecto que se pensaba que era ilusionante
La peña racinguista San Juan fue de las últimas en unirse al movimiento racinguista y su secretario, Juan Miguel Martínez, recibió con disgusto la noticia de la marcha de Aira. “Es que yo pensaba que los proyectos no había que dejarlos a la mitad...”, explica antes de exponer que esta decisión puede influir a nivel social acerca de la existencia de nuevas altas. “Este colectivo se creó por la ilusión que estaba generando la trayectoria del cuadro verde... y ahora esta ilusión se tira por la borda”, asegura. Con respecto a su sustituto, Martínez afirma que “lo que tengo claro es que las segundas partes no son buenas, así que no daría ni un duro por entrenadores que hayan estado”.

MAREA VERDE
Una sorpresa a medias, aunque por unos motivos que no convencen
La no renovación de Aira supuso para Héctor Rico, vicepresidente de la peña Marea Verde, una sorpresa a medias. Él era consciente de la posibilidad de que el técnico se acabase marchando por el interés que podía crear en otros clubes el buen trabajo que realizó durante las últimas temporadas, pero lo que le sorprendern son los motivos esgrimidos. “No sé qué versión es la verdadera, si la de Aira o la del presidente”, explica. Lo que no quiere es que la vacante se cubra con entrenadores que ya estuvieron en el club, como los hermanos Veiga o Luisito, sino que aporta el nombre de Luis Santiago como el de un técnico que, además, puede solventar el problema de las fichas sub 23, mercado que controla por ser entrenador de la selección gallega sub 18.