• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

A recuperar la buena senda

No es una sorpresa para el Somozas estar en la zona baja clasificatoria del grupo I, ya que desde antes de que empezase el torneo liguero sabía que su destino era el de intentar dejar a cinco rivales por debajo.

A recuperar la buena senda
El cuadro verdiblanco espera desquitarse de su último resultado	JORGE MEIS
El cuadro verdiblanco espera desquitarse de su último resultado JORGE MEIS



No es una sorpresa para el Somozas estar en la zona baja clasificatoria del grupo I, ya que desde antes de que empezase el torneo liguero sabía que su destino era el de intentar dejar a cinco rivales por debajo para acabar consiguiendo la permanencia. Pero lo que sí le molesta es no mejorar su nivel con respecto al de la semana anterior, que es lo que pasó hace siete días en el partido que lo midió a la Arandina, en el que no pudo pasar del empate sin goles tras completar un encuentro ciertamente discreto. Así que su intención para el choque que lo enfrenta al Caudal de Mieres esta tarde –17.45 horas, Hermanos Antuña– es volver a la buena línea de juego en la que estaba antes del último compromiso para, así, estar más cerca del triunfo.
Ya son seis las jornadas que el Somozas lleva sin ganar. Desde que se impusiese al Tudelano, la formación que prepara Stili no sabe lo que es sumar tres puntos de una tacada. Además, sus tres últimos partidos a domicilio se saldaron con otras tantas derrotas –ante Cultural Leonesa, Izarra y Boiro–, encuentros todos en los que encajó un par de tantos y solo fue capaz de marcar uno en los últimos minutos del compromiso de Barraña. Así que el cuadro verdiblanco es consciente de que debe mejorar estos números para, de esta manera, tener más opciones de sumar puntos.

SEGURIDAD
La seguridad defensiva es la base a partir de la cual el Somozas espera ir mejorando su situación clasificatoria y, si es posible, salir de las cinco últimas posiciones, las que acarrean peligro de descenso. Así que el conjunto de Ferrolterra tratará de estar bien plantado en su terreno de juego para, de este modo, disponer de la oportunidad de sorprender a su rival a través de una contra.
El césped artificial del campo Hermanos Antuña, que hace de este terreno de juego uno de los más especiales de la categoría, es otro de los aspectos a los que el Somozas deberá adaptarse cuanto antes para, de esta manera, tener más posibilidades de puntuar. Y es que, a pesar de que el rival sea un recién ascendido, el nivel que muestra como local es uno de sus argumentos.