• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

2 TOLEDO-1 RACING

El Racing sigue su caída en picado

El rendimiento a domicilio estaba siendo de lo poco que se podía salvar del Racing esta temporada. Pero ya ni eso. La derrota sufrida ayer en el campo del Toledo, la primera que encaja como foráneo

El Racing sigue su caída en picado
Pablo Rey lucha con un rival por llevarse la pelota durante el partido de ayer  | h. fraile/la triubuna de toledo
Pablo Rey lucha con un rival por llevarse la pelota durante el partido de ayer | h. fraile/la triubuna de toledo

El rendimiento a domicilio estaba siendo de lo poco que se podía salvar del Racing esta temporada. Pero ya ni eso. La derrota sufrida ayer en el campo del Toledo, la primera que encaja como foráneo en lo que va de campeonato, aumenta a ocho jornadas sin ganar la bola de nieve que está llevando cuesta abajo en la clasificación al equipo ferrolano. Ahora se encuentra en el puesto de promoción de descenso a Tercera... y lo peor de todo es que no tiene visos de salir de ahí.
Ni el trabajo hecho durante la semana ni las tres horas de reunión del pasado viernes, en la que jugadores y cuerpo técnico explicaron cómo ven la situación, sirvieron para cambiar la cara del Racing. Al contrario, el equipo ferrolano siguió dando unas muestras de debilidad que hicieron que el cuadro toledano, a los cinco minutos de partido, se adelantase en el marcador tras colarse por el centro de la zaga visitante. Lo que salvó al cuadro verde en esta fase es que Armental restableció el empate a los pocos minutos –un rechace tras el despeje del portero local en una acción a balón parado–, pero el aroma que desprendía el choque no era bueno.

Dominio
Porque el Toledo era el que dominaba y creaba situaciones para marcar con relativa facilidad, mientras que el conjunto de la ciudad naval apenas daba señales de vida. Un remate de Canario, otro de Jorge Ortí, un cabezazo de Echaide... las ocasiones del cuadro local no hicieron más que sucederse hasta que en la última de ellas antes del descanso Héctor Figueroa remachó a gol un pase desde la derecha de Sergio García y devolvió la delantera en el marcador a los suyos.
La entrada de Alain Eizmendi tras el descanso trató de mejorar al Racing. Pero eso no fue lo que se vio. Al contrario, el equipo ferrolano apenas fue capaz de llegar al área rival más que a través de centros que no ponían en dificultades a la defensa local. Y eso al Toledo, a pesar de los nervios que se le notaban, le hizo las cosas bastante más fáciles.
La derrota momentánea obligó al Racing a arriesgar en el tramo final del partido, en el que se volcó sobre la portería local. A punto estuvo de empatar cuando Joselu casi le arrebata la pelota al portero Alcolea, indeciso a la hora de despejar. Incluso en el tiempo de prolongación pudo marcar con un remate desviado de Brais Abelenda tras un pase de Alain Eizmendi. Pero ni una ni otra opción –poco bagaje para una escuadra que pretendía estar en la zona alta de la tabla clasificatoria– llegaron a buen puerto. Al contrario, el partido terminó con una derrota –la primera del campeonato a domicilio– que hace la situación del Racing un poco más alarmante, porque lo sitúa por vez primera en zona de peligro. l