Primer paso en el camino

Imagen del último duelo entre ferrolanos y ourensanos, disputado en el campo de A Malata | j. meis

No hay presión por hacerse con el título de liga ni por ascender, repiten con insistencia desde el Rugby Ferrol, pero después de tres temporadas opositando a dar el salto a la competición de plata del rugby nacional parece que el sitio natural de la formación ferrolana es ese: estar luchando por alcanzar una categoría superior. 

No hay presión por hacerse con el título de liga ni por ascender, repiten con insistencia desde el Rugby Ferrol, pero después de tres temporadas opositando a dar el salto a la competición de plata del rugby nacional parece que el sitio natural de la formación ferrolana es ese: estar luchando por alcanzar una categoría superior. 
El camino para lograrlo es habitualmente largo y en esta ocasión más si cabe. Pocas veces la competición territorial resulta tan igualada como en la presente campaña y ello propiciará que las semifinales que mañana arranquen sean las más parejas que se recuerdan en los últimos tiempos. Al menos la que le ha tocado dirimir al Rugby Ferrol y al Keltia. Dos equipos con concepciones del juego diametralmente opuestas pero que son capaces de rentabilizar al máximo sus dispares apuestas. Ello los ha traído hasta una eliminatoria que arrancará mañana a las cuatro en A Malata.
Los ourensanos destacan por la contundencia de su defensa, que cuenta con jugadores poderosos física y técnicamente. A partir de ahí, el Keltia construye su juego y es absolutamente letal al contraataque. Enfrente, el Rugby Ferrol exhibe los méritos de una delantera poderosa que es la vanguardia de un equipo que necesita tener la posesión del balón para construir su juego de ataque y generar peligro.
El que consiga imponer su estrategia, pero también el que sea capaz de lidiar mejor con las fortalezas de su adversario y, sobre todo, no haga concesiones dará un paso importante hacia la clasificación para la final del torneo, donde esperará el vencedor de la eliminatoria entre Ingleses y Mareantes. 

Referencias
El empate que hace menos de un mes ambos conjuntos cosecharon en A Malata es el precedente inmediato en sus emparejamientos. Un choque en el que los ajedrezados demostraron toda la solvencia de su ataque, pero también cometieron algunos errores en la recta final que permitió al Keltia empatar “in extremis”. Una lección que el equipo dirigido por Russell Thompson tiene bien aprendida. Los ferrolanos llegan a esta etapa decisiva de la competición en su mejor estado. Poco queda ya del equipo que arrancó la liga. Su juego ha evolucionado pero, sobre todo, se ha reforzado con la llegada de varios efectivos –además del propio Thompson, el samoano Tafua, el marroquí Moukarrabe, el neozelandés MacKenzie y el australiano James– que han dotado a su banquillo de profundidad y a su juego de empaque. 
En el Rugby Ferrol saben que es poco probable que el emparejamiento quede decantado, a favor o en contra, en este primer duelo, pero sí confían en enfilar su clasificación. Y, para ello, el apoyo de sus incondicionales será vital. l