• Martes, 26 de Septiembre de 2017

El pontés Pablo Castro Pajón pulveriza el crono en Moeche

La segunda cita del calendario gallego de slalom que el sábado se disputó en Moeche corroboró el dominio que los pilotos de Ferrolterra, Eume y Ortegal despliegan sobre la cita autonómica. La prueba modestina encumbró al piloto pontés Pablo Castro-.

El pontés Pablo Castro Pajón pulveriza el crono en Moeche

La segunda cita del calendario gallego de slalom que el sábado se disputó en Moeche corroboró el dominio que los pilotos de Ferrolterra, Eume y Ortegal despliegan sobre la cita autonómica. La prueba modestina encumbró al piloto pontés Pablo Castro, de la escudería As Pontes Motorsport, quien fue el más veloz en las dos mangas oficiales de las que constaba la competición. Con su Citroen AX Sport logró parar el crono en un registro de 1:56.983 con el que, además, estableció un nuevo récord del circuito.
Castro, que el año pasado fue el principal adversario de Bouza en la pugna por el título gallego de la disciplina y que se había quedado en la segunda plaza en el estreno de la competición en Sarria, se desquitó en Moeche con una victoria muy trabajada.
Y es que el circuito, muy técnico pero en perfectas condiciones, exigió el máximo de los 34 pilotos participantes, que no se dejaron nada en el tintero para pelear por el triunfo. Una circunstancia corroborada por el hecho de que, además del propio Castro, sus dos compañeros del podio también rebajaron los dos minutos en el trazado; o que las diferencias entre Cagiao y Francisco Pico fueran tan exiguas que fuese necesario recurrir a las milésimas para decidir su ubicación en el podio.
El también pontés Francisco Pico, que había vencido el estreno del campeonato en Sarria, postuló su candidatura al podio en una primera manga muy solvente en la que logró un mejor tiempo de 1:57.465. Sin embargo, en la segunda pasada, el joven Jorge Gagiao, de la Escudería Ferrol, logró desbancarlo de esa plaza por solo 21 milésimas de diferencia (1:57.444).
Una emoción máxima que resultó el colofón perfecto a la prueba modestina, dotada de todos los ingredientes necesarios para el éxito: pilotos dispuestos a darlo todo, un público entregado a pesar de las altas temperaturas y una organización excelente.
En la general del Autonómico, Castro y Pico empatan en cabeza con una victoria para cada uno. l