• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Pontedeume se estrenará en categoría nacional

Muchas veces no llega con los éxitos deportivos para que un proyecto florezca. La cuestión económica acaba resultando determinante para que todo aquello que los equipos consiguen sobre la cancha acabe teniendo repercusión y, por eso, los responsables del Opticalia Eume se pasaron buena parte del verano buscando el respaldo necesario para hacer efectivo su ascenso a Primera. 

Pontedeume se estrenará en categoría nacional
El Opticalia Eume presenta casi el mismo grupo que el año pasado logró el ascenso de categoría desde Segunda
El Opticalia Eume presenta casi el mismo grupo que el año pasado logró el ascenso de categoría desde Segunda

Muchas veces no llega con los éxitos deportivos para que un proyecto florezca. La cuestión económica acaba resultando determinante para que todo aquello que los equipos consiguen sobre la cancha acabe teniendo repercusión y, por eso, los responsables del Opticalia Eume se pasaron buena parte del verano buscando el respaldo necesario para hacer efectivo su ascenso a Primera. 
Unas gestiones encaminadas a duplicar el presupuesto que manejaba con anterioridad y que finalmente han cristalizado satisfactoriamente. La villa contará, por primera vez, con un equipo de baloncesto masculino en categoría nacional. Un proyecto sustentado por una intensa campaña de captación de socios, también por la complicidad de algunos negocios de la zona, pero al que todavía le falta el respaldo de las instituciones públicas para alcanzar su consolidación definitiva.
Conscientes de cuál es la realidad económica del proyecto, su nuevo técnico, Luis Otero, quien en etapas anteriores ya colaboró con el club, insiste en que de lo que se trata para el grupo de jugadores que dirige es de “seguir disfrutando del baloncesto, como hacíamos hasta ahora”, sin fijarse objetivos más ambiciosos. 
No en vano, es realista y sabe que en una categoría como esta, “exige calidad en los jugadores y cierta altura, y ahí es donde nosotros estaremos mermados, porque ni tenemos un equipo alto ni desbordamos talento”, asegura el preparador de un equipo que mantiene el mismo bloque desde Tercera División. 
Un plantel compuesto por jugadores de la comarca y que es el responsable de su fulgurante trayectoria, con un ascenso por año hasta llegar a esta Primera Nacional. Ahora, el grupo, que ha perdido solo un par de efectivos, se ha reforzado con la llegada de un jugador eumés que habitualmente entrenaba con ellos pero que no tenía ficha y está a expensas de hacerse con un pívot, “que es nuestra principal carencia”.
Mientras que la plantilla adquiere su forma definitiva, sigue trabajando al mismo ritmo amateur que hasta ahora. A partir de octubre, “la competición nos pondrá en nuestro lugar”. l