• Domingo, 25 de Junio de 2017

Una ocasión para prolongar la buena racha

Aunque las dos últimas victorias han allanado su camino a la permanencia, el Racing todavía no ha llegado a la meta, aunque ya la tiene a la vista. Por eso su idea es la de mantener el ritmo de las últimas jornadas para cruzarla lo antes posible.

Una ocasión para prolongar la buena racha
El esfuerzo defensivo del Racing será clave para el resultado final del encuentro	JORGE MEIS
El esfuerzo defensivo del Racing será clave para el resultado final del encuentro JORGE MEIS

Aunque las dos últimas victorias han allanado su camino a la permanencia, el Racing todavía no ha llegado a la meta, aunque ya la tiene a la vista. Por eso su idea es la de mantener el ritmo de las últimas jornadas para cruzarla lo antes posible. El partido que lo enfrenta al Valladolid B este mediodía –12.00 horas, anexo del José Zorrilla– le brinda la oportunidad para superar la cifra de los cuarenta puntos, un guarismo que parece que esta temporada podría ser suficiente para salvar su puesto en la categoría. Ese sería el momento para empezar a pensar en otras cosas que maquillen una temporada que, de todas formas, no es buena.
La tranquilidad que al equipo ferrolano le han dado sus últimos resultados motiva que ya juegue con más confianza. Ya se vio en el partido del pasado miércoles ante el Palencia en el que, a pesar de que el nivel del adversario no fue ni mucho menos elevado, jugó con una fluidez que apenas se había visto a lo largo del campeonato. Es lo que quiere mostrar a partir de ahora para que se vea que, aunque las cosas no han salido tal y como se esperaba, el nivel del cuadro verde es elevado, lo que da ciertas esperanzas de cara a la próxima campaña, para la que el club de la ciudad naval ha sellado la continuidad de muchos de sus integrantes.

REGRESO
El partido de hoy, sin embargo, no parece el más propicio para que el Racing despliegue un juego brillante. Y eso que el terreno de juego del filial del Valladolid ya no es tan incómodo como en temporadas pasadas, en las que la hierba artificial y el irregular bote se aliaban con el viento para hacer de este escenario una auténtica tortura. Ahora que el césped está renovado, combinar la pelota es algo más fácil y solo el viento puede complicar las cosas para jugar a un buen nivel en el enfrentamiento de esta mañana.
Más dificultades vendrán de parte de un rival que esta temporada se ha erigido como una de las revelaciones del campeonato. De hecho, su puntuación casi le ha asegurado su continuidad en Segunda B para la próxima temporada, aunque en realidad sus últimos malos resultados –lleva cinco jornadas sin vencer– hacen que su competición no sea tan brillante como lo era. De todas maneras, la calidad de los jugadores del Valladolid B lo hacen aparecer como un adversario de nivel de cara a que el Racing termine con triunfo su serie de tres partidos en el plazo de ocho días y, así, mejore su clasificación.
El cuadro verde presentará en este partido un once parecido al de sus últimas victorias. Y es que encuentros como estos le deben servir para demostrar que su plantilla tiene la capacidad suficiente como para competir contra cualquier rival. La jerarquía defensiva de Víctor Vázquez o Nano, la calidad en el centro del campo de Gonzalo o Pablo Rey o la verticalidad de Armental y Joselu parecen armas lo suficientemente importantes para que el cuadro verde sume otros tres puntos más para su casillero.