• Domingo, 18 de Febrero de 2018

Objetivo cumplido

Objetivo cumplido. El Intasa San Sadurniño disputará de nuevo la fase de ascenso a la máxima categoría del voleibol masculino nacional. El cuadro de Ferrolterra certificó ayer su logro gracias a la victoria que cosechó a domicilio frente al Boiro en un trepidante derbi que se saldó con un marcador de 2-3 para los visitantes. 

Objetivo cumplido
El cuadro de Ferrolterra sufrió para llevarse la victoria en Boiro  | jorge meis
El cuadro de Ferrolterra sufrió para llevarse la victoria en Boiro | jorge meis

Objetivo cumplido. El Intasa San Sadurniño disputará de nuevo la fase de ascenso a la máxima categoría del voleibol masculino nacional. El cuadro de Ferrolterra certificó ayer su logro gracias a la victoria que cosechó a domicilio frente al Boiro en un trepidante derbi que se saldó con un marcador de 2-3 para los visitantes. 
El cuadro que dirige Charly Suárez arrancó el duelo muy concentrado y consciente de dónde debía llevar el balón para hacer daño. De la mano de un gran ataque por el ala, posición en la que Renato resultó letal, el conjunto visitante dominó los dos primeros sets de principio a fin y se anotó dos victorias parciales, con marcadores de 18-25 y 19-25, que encarrilaban su triunfo.
Pero los derbis se rigen por “leyes” distintas y en un partido tan parejo como el que ayer se dirimió en A Cachada los errores cobran una magnitud mayor. Lo padeció en carnes propias el Intasa cuando su falta de concentración propició que el Boiro se viniese arriba y tomase una renta de seis tantos en el arranque del tercer set. Aunque el Intasa mejoró con el paso de los minutos, cuando se vio de nuevo metido en el juego no pudo remontar ya el marcador adverso y cedió ese parcial (25-19). 
El juego se igualó y los aficionados pudieron disfrutar de los minutos más intensos del partido. Sin la frescura en el juego de los primeros sets, los de San Sadurniño no pudieron anotar con tanta fluidez y se precipitaron queriendo sentenciar con más corazón que cabeza. El intercambio de puntos se eternizó hasta que el Boiro enlazó dos seguidos para forzar el empate (34-32).
Como siempre suele suceder, el quinto set resultó una “lotería”, pero para entonces el Intasa San Sadurniño había recuperado de nuevo la confianza en su juego. Sin estridencias, los de Charly Suárez fueron arañando puntos y resolvieron, 11-15, sin pasar apuros.
Los puntos sumados le garantizan al Intasa una ventaja suficiente como para que, independientemente de los resultados del Arona –al cierre de esta edición el partido de los tinerfeños ante el Voleibol Vigo no había concluido–, el cuadro canario no pueda superarlo. l