• Sábado, 21 de Octubre de 2017

YESI LORENZO SANTALLA PILOTO DE KARTING

“No pensaba que fuese a estar en el podio tan pronto”

He conocido pocas personas que hablen con tanta pasión de lo que hacen y de lo pueden llegar a hacer como lo hace la piloto ferrolana Yesi Lorenzo.
 

“No pensaba que fuese a estar en el podio tan pronto”
Lorenzo continuará pilotando karts hasta que pueda y después podria iniciarse en otras modalidades | J. M..
Lorenzo continuará pilotando karts hasta que pueda y después podria iniciarse en otras modalidades | J. M..

He conocido pocas personas que hablen con tanta pasión de lo que hacen y de lo pueden llegar a hacer como lo hace la piloto ferrolana Yesi Lorenzo.
Con el libro de María de Villota debajo del brazo –y un día antes del cuarto aniversario de su muerte, una destacada coincidencia–, queda claro cuál es uno de sus referentes en una disciplina en la que la deportista de Mandiá comenzó su andadura hace poco más de tres años. “Con siete años y medio”, apunta la piloto, que ahora cuenta con once y con su primera medalla en su palmarés, el bronce cadete en el Campeonato de Castilla y León, a pesar de faltar a la primera y la última de sus carreras. “No pensaba que fuese a ser tan pronto quedar en el podio en un campeonato”, confiesa Lorenzo en una campaña en la que pondrá su punto final este fin de semana con la carrera del Gallego en As Pontes.
Una temporada en la que, además de la medalla en la cita castellanoleonesa, su participación en el I Campus de Karting Mujer y Deporte supuso un antes y después en su carrera deportiva. “Fue una experiencia impresionante, un cambio radical, se centraban muchísimo en nosotras, aprendí muchísimo, más que en un año seguido”, comenta emocionada Lorenzo “y justo después tuve la carrera de Castroponce –fue segunda–, fue un subidón muy grande. Me encantó”.
Y es que la experiencia puesta en marcha por Marta Ariza –otra de las referencias de la piloto local– sirvió no solo para enseñarle como adelantar –”mi padre ya me lo había explicado, y lo entendía, pero allí me ‘amenazaron’ con ponerme un motor de alevín y lo hice”, confiesa Lorenzo– o mejorar en las curvas, sino también para darle confianza y mucho más entusiasmo hacia este deporte. “Antes del campus no me veía preparada para estar en el podio, pero me cambió el chip”, comenta la ferrolana. Una iniciativa “solo de chicas, algo que la gente nunca ve. Porque hay hijos y padres a los que les fastidia mucho que les gane una chica. Y no lo entiendo”. Yo tampoco Yesi.

Inicios
Lorenzo se acuerda de las personas que la ayudan en los circuitos. Su padre, “las dos Martas, Lago y Ariza”, ya que la primera fue la que la animó a correr su primera carrera. “Te va a gustar, aprendes un montón y una vez que entres no vas a querer salir, me dijo. Y me convenció, lo hice y no quise volver a salir del kart”, recuerda vívidamente la deportista de Ferrol. Un debut que tuvo lugar en el circuito de A Pastoriza y que coincidía con la disputa del Gallego. “Había la Copa MasKarting y pensé: pues la hago. No había muchos niños y había unos que no se lo que les pasó... y quedé segunda en mi primera carrera”, confiesa sorprendida y contenta, “ahí pensé, ¿cómo es esto? Cómo mola, a ver si va a ser así en todas las carreras. Y, claro, me había acostumbrado mal. Y ahí surgió todo”, sonríe.
Bueno, un poco antes. Porque fue en Sanxenxo cuando Lorenzo se subió por primera vez a un kart, de la mano de su padre –Roberto Lorenzo, con amplia experiencia gallega y nacional en rallys de históricos–. “Probé y me estaba gustando. Yo iba a fondo, pero quería adelantar y no me daba. Quería ir en uno de los grandes pero era pequeña y no podía, me fastidió un poco”, recuerda como si fuese ayer. Supongo que su padre vio la chispa en los ojos de Yesi –más después de enseñarle una foto de un “kart amarillo, rojo y azul, un FA de Fernando Alonso”– y, poco después, como ella misma relata, le dijo que iban a hacer unos recados con el remolque de su abuelo. Era un 17 de mayo y Lorenzo y su padre llegaron a un sitio donde había ese kart. “Lo estaban montando y metiendo en el remolque. `¿A quién se lo vamos a llevar?’, le pregunté”. “Nos lo llevamos a casa”, le contestó. Las primeras dudas llegaron a la cabeza de Lorenzo –donde voy a correr con eso, en la finca no puedo...–, y aumentaron al día siguiente cuando entró en la pista en el circuito de Valga, en los entrenamientos de una cita del gallego.


“Salí con cara de asustada, le dije a mi padre que corría mucho y él se echó las manos a la cabeza”, confiesa. Y de ahí a rodar en todos los circuitos de Galicia, si bien no las tenía todas consigo en muchos de ellos. “Decía que me gustaba ese porque era donde había empezado, pero no sabía cuál era la trazada, cómo hacer los mejores tiempos. Antes no me gustaban nada los circuitos técnicos, ahora me encantan”, añade. Y ese fue uno de los motivos por los que la familia Lorenzo Santalla decidió “emigrar” a la vecina Castilla y León, para conocer más circuitos. Una salida en la que, si bien su intención no era la de tomar parte en el campeonato, fue rodando hasta el citado bronce de Lorenzo.
Yesi deja a un lado los nervios de la salida –”es lo que peor se me da, me pongo muy nerviosa, pero luego ya me tranquilizo”–, cuando se baja del kart en unas competiciones en las que “en la pista, rivales todos, y fuera amigos todos”. Y es que no solo “engancha” estar al volante, sino también, conocer gente nueva y circuitos, apunta una joven deportistas que, si bien reconoce que es muy difícil llegar a piloto de Fórmula 1, “me gustaría estudiar Ingeniería Mecánica, pero todavía estoy en Primaria...”. Todo un camino por recorrer que tendrá su punto y seguido mañana en As Pontes.