• Sábado, 21 de Octubre de 2017

94 AQUIMISA CARBAJOSA - 69 BALONCESTO NARÓN

El Narón nunca estuvo cómodo y encajó su primera derrota

Nunca se encontró cómodo sobre la cancha el Baloncesto Narón en un partido en el que los pupilos de Miguel Maseda no supieron adaptarse a lo que requería el juego y pecaron, además, de falta de experiencia en momentos puntuales del duelo.

El Narón nunca estuvo cómodo y encajó su primera derrota
Los naroneses vuelven a vestirse de corto mañana para recibir al Basquet Coruña| D. Alexandre
Los naroneses vuelven a vestirse de corto mañana para recibir al Basquet Coruña| D. Alexandre

Nunca se encontró cómodo sobre la cancha el Baloncesto Narón en un partido en el que los pupilos de Miguel Maseda no supieron adaptarse a lo que requería el juego y pecaron, además, de falta de experiencia en momentos puntuales del duelo.
Y es que, tras un mal arranque, que los llevó a terminar el primer cuarto doce puntos abajo en el marcador (25-15), los naroneses hicieron lo más difícil, volver a meterse en el partido e, incluso, darle la vuelta y tomar una mínima ventaja. Pero, entonces, carecieron del temple y la continuidad necesaria para afianzar su juego y resultar más competitivos y acabaron encajando, entre el final del segundo cuarto y el principio del tercero, un parcial de 19-0 que dejó el duelo sentenciado.
El Aquimisa Carbajosa, con un equipo más solvente, dio siempre sensación de dominar el partido, incluso cuando su rival se le echó encima. Los salmantinos estuvieron más intensos y vivos en una contienda en la que, además, dominaron el rebote ofensivo. Eso, y su fortaleza exterior para encarar desde fuera el uno para uno, resultaron determinantes para que tomaran la delantera. Sólo cuando sacó partido de las ventajas que sus jugadores interiores tenían en la “pintura” y pudo salir al contraataque, el Baloncesto Narón fue más fuerte y efectivo. Pero ayer no era el día de los pupilos de Miguel Maseda, que no tuvieron claridad para tratar de tú a tú a su oponente en parte porque también carecieron de acierto desde el perímetro. Allí sacaron tiros cómodos, pero que no cristalizaron.
No tendrá mucho tiempo para lamentarse porque mañana mismo, a las 18.30 horas, recibe en el pabellón de A Gándara al Leyma Basquet Coruña, un equipo de “su” liga y ante el que debe ser más competitivo y agenciarse con una victoria como local.