• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

“Hemos mejorado, pero necesitamos una victoria... ¡ya!”

La igualada con la que el Racing saldó ayer el partido que lo enfrentó al Burgos no dejó satisfecho al entrenador del equipo ferrolano, Míchel Alonso. De todas maneras, el técnico quiso destacar el trabajo hecho por sus jugadores a lo largo de los noventa minutos de juego.

“Hemos mejorado, pero necesitamos una victoria... ¡ya!”
Míchel Alonso, durante el encuentro de ayer en A Malata	daniel alexandre
Míchel Alonso, durante el encuentro de ayer en A Malata daniel alexandre

 

La igualada con la que el Racing saldó ayer el partido que lo enfrentó al Burgos no dejó satisfecho al entrenador del equipo ferrolano, Míchel Alonso. De todas maneras, el técnico quiso destacar el trabajo hecho por sus jugadores a lo largo de los noventa minutos de juego. “Creo que hicimos lo suficiente para ganar. El Burgos se dedicó a acumular jugadores en su campo, esperar algún error nuestro y, a partir de ahí, buscar su oportunidad. Tuvimos la pelota en su campo, lo circulamos con relativa facilidad, encontrábamos huecos entre líneas”, recordó el preparador.
Pero, a pesar de la evolución que Míchel Alonso ve en el cuadro verde –“hace algunas semanas reconocía que el equipo no estaba bien. Ahora hemos mejorado mucho, muchísimo, lo que algunos dirán que no era difícil, y en las tres últimas semanas, en las que solo hemos sumado un punto, podíamos haber logrado algo más”, expone–, los resultados no acaban de llegar. “Necesitamos una victoria... ¡ya! Es un tópico, pero es así”, admitió.

creación
Lo más importante para el preparador racinguista es que, por lo menos, el cuadro verde sigue creando opciones. “Mi idea como entrenador es generar ocasiones de gol. Estaría más preocupado si nos costase llegar a la portería contraria, aunque en esta categoría otros equipos son capaces de marcar goles con menos. Nosotros tenemos que insistir y ya veremos como alguna vez ganaremos llegando menos de lo que lo estamos haciendo ahora”, relató el prepador racinguista.
Por eso, Míchel Alonso no insistió acerca de si se siente cuestionado. “Para mí, desde que empecé a entrenadores en infantiles hace más de veinte años, todos los encuentros son una reválida. El resto son cuestiones que no manejo, aunque el club no me transmitió nada. Por eso yo estoy a lo mío, que es trabajar”, dijo.