Gómez Noya regresa a un formato que no le es afín

Las Series Mundiales alcanzan su ecuador en una de las plazas con más renombre del circuito. Hamburgo se convierte este fin de semana en el epicentro del triatlón mundial y lo hará con dos departamentales reclamando su cuota de protagonismo.

Gómez Noya regresa a un formato que no le es afín
Gómez Noya, durante una de las últimas citas internacionales en las que compitió
Gómez Noya, durante una de las últimas citas internacionales en las que compitió

Las Series Mundiales alcanzan su ecuador en una de las plazas con más renombre del circuito. Hamburgo se convierte este fin de semana en el epicentro del triatlón mundial y lo hará con dos departamentales reclamando su cuota de protagonismo. Javier Gómez Noya e Inés Santiago formarán parte de la TriArmada española que alberga grandes esperanzas de volver a deslumbrar en uno de esos escenarios de solera que tanto gustan a los triatletas por el cercano contacto del público.
El pentacampeón regresa a la competición –16.00 horas– que lo encumbró tras nueve semanas apartado de la primera línea triatlética. Un tiempo en el que se perdió la competición de Leeds y en el que aprovechó para acumular muchas horas de entrenamiento enfocado a carreras de más larga distancia. Precisamente el hecho de que la de Hamburgo se dispute en formato sprint –la mitad de un olímpico–, una distancia en la que nunca se sintió especialmente cómodo y de la que cada vez se aleja más en su perfil, hace que lejos de asumir responsabilidades, Gómez Noya afronte la carrera sin presión y como parte de su ciclo preparatorio: “Una prueba tan corta como esta me va a venir bien para recuperar sensaciones de máxima intensidad”, aseguraba al respecto el triatleta ferrolano antes de desvelar una de las claves de un triatlón imprevisible por sus características y en el que es fundamental estar prevenido y no perder comba respecto a la cabeza, pues no hay margen para recuperar terreno: “Hay que estar en punta en natación y tirar a tope en la bici para evitar que se forme un gran grupo”. 
Todo ello en un escenario que se espera abarrotado de gente y de gran exigencia técnica en el que no faltará ninguno de los favoritos. Allí tratará Mario Mola de afianzar su primera plaza y Fernando Alaza y el propio Javi Gómez Noya, quienes lo siguen en la general, de recortar distancia. Pero también será un terreno propicio para el lucimiento de deportistas como los sudafricanos Murray y Schoeman, el francés Vincent Luis o el siempre peligroso Jonathan Brownlee. Tras la plata en Leeds por detrás de su hermano, él es, probablemente, uno de los adversarios a batir.
En la cita femenina –14.00 horas–, Inés Santiago vuelve al lugar en el que debutó en las Series Mundiales. Hace un año, alcanzó una brillante trigésimo tercera posición que le gustaría mejorar, aunque esa no sea su prioridad en una prueba en la que “me gustaría aprovechar para ganar experiencia”. 
Desde aquel estreno, la ferrolana ha crecido considerablemente como triatleta y cada vez se maneja mejor en escenarios de primer nivel. La confianza que ha depositado en ella la Federación Española es notable y, de hecho, es la única seleccionada en categoría sub 23. Una circunstancia directamente ligada a la posibilidad de que sea elegida como una de las integrantes del equipo nacional para el Mundial de relevos mixtos de mañana, pues ya formó parte del conjunto que ganó el oro en categoría junior y sub 23. l