• Sábado, 19 de Agosto de 2017

Europa debe esperar

Faltó tiempo... pero también voluntad. El Star Center Uni Ferrol se ha visto obligado a renunciar a la plaza que había obtenido para disputar la Eurocup al no ser capaz de reunir el presupuesto necesario para afrontar la competición continental sin que ello comprometiese el futuro del club.  

Europa debe esperar
El Star Center Uni Ferrol se había ganado el derecho a jugar en Europa gracias a su tercera plaza  | D. Alexandre
El Star Center Uni Ferrol se había ganado el derecho a jugar en Europa gracias a su tercera plaza | D. Alexandre

Faltó tiempo... pero también voluntad. El Star Center Uni Ferrol se ha visto obligado a renunciar a la plaza que había obtenido para disputar la Eurocup al no ser capaz de reunir el presupuesto necesario para afrontar la competición continental sin que ello comprometiese el futuro del club.  
A pesar de que desde el mismo día en el que acabó la liga, hace más de un mes y medio, los rectores de la entidad se pusieron manos a la obra para lograr incrementar el presupuesto del club lo necesario para afrontar un reto de esta envergadura, sus esfuerzos han sido en vano. 
Si bien las instituciones públicas, con el Concello de Ferrol, la Diputación de A Coruña y la Fundación Deporte Galego a la cabeza, recogieron el guante y mostraron un compromiso firme para hacer efectiva la opción de jugar en Europa, al club le faltó margen para que los contactos –algunos muy avanzados– con varias empresas privadas acabasen cristalizando. Sí se lograron apoyos puntuales de pequeñas firmas, pero la consecución de uno o dos patrocinadores fuertes que sustentasen al equipo quedó en el aire.
“Nos faltó un poco de tiempo. Para hacer una gestión de esta magnitud era necesario algo más de margen”, lamenta el presidente, Leopoldo Ibáñez. El empeño de la junta directiva que dirige fue firme y se tocaron muchas puertas. Algunas no se llegaron a abrir, demostrando que la brecha publicitaria respecto al deporte masculino es todavía amplia y tangible; y otras no se abrieron lo suficiente como para completar las cifras que manejaba el club. Una lástima pues, en algunos momentos de estas últimas semanas, las negociaciones evolucionaban de forma tan satisfactoria y el compromiso por parte de algunas empresas resultaba tan firme, que el objetivo parecía –en valoración de los implicados– realmente cercano.
Aunque el presidente prefiere no hablar de números, el Star Center Uni Ferrol estuvo muy cerca de reunir el capital necesario. El club necesitaba incrementar su presupuesto en torno a cien mil euros y dejarlo rozando los 350.000. De esa cantidad, entre pequeñas aportaciones y la actualización de las subvenciones por parte del Concello y la Diputación, se cubrió prácticamente la mitad por lo que, en definitiva, fueron entre 40.000 y 50.000 euros los que acabaron alejando al cuadro ferrolano de disputar la Eurocup. 
El mensaje desde la entidad trata de ser, sin embargo, racional. Su presidente insiste en que “no podíamos comprometer el futuro deportivo del club. No era sensato dar ese paso si no teníamos todo bien cubierto. Así que hemos elegido la opción más razonable”, aseguraba Ibáñez horas antes de confirmar la renuncia a la Federación Española. 

Futuro
Con todo, el ingente trabajo desarrollado en las últimas semanas no ha caído en saco roto. “Vamos a seguir trabajando para que el año que viene podamos tener otra vez esta posibilidad”, advierte un Ibáñez que, de la misma forma, reconoce que todo ese respaldo sí va a permitir que el club mejore su situación económica en lo que a su financiación ordinaria se refiere. Una mejoría, eso sí, discreta: “Que nadie piense ahora que vamos a manejar mucho dinero”, advierte, “vamos a seguir siendo un club modesto”. Tan modesto que la permanencia sigue siendo su razón de ser: “Vamos a intentar hacer otra vez el milagro de estar arriba. No le podemos decir otra cosa a la gente, pero está claro que va a ser complicado”. 
Ayer fue un día difícil para la familia del Star Center, que recogió durante toda la jornada infinidad de apoyos en las redes sociales. “Es un día complicado”, resumía el técnico, Lino López, “porque detrás había mucha ilusión y trabajo. Es una decepción, porque no hablamos de una cantidad estratosférica, pero no se puede poner en peligro la viabilidad del club”.