0:19 h. Jueves, 23 de octubre de 2014

 

El Somozas confía en adaptarse al campo del Dorneda

| Actualizado 26 Enero 2013 - 03:29 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:

El partido que se juega en el campo del Dorneda es, para todos los equipos, el más especial de toda la temporada. Las reducidas dimensiones que tiene el terreno de juego del Eugenio Pardo Conchado –91x47–, un poco por encima de la legalidad, condicionan la forma de jugar de los que lo visitan. Es lo que le toca al Somozas en el partido que disputa allí esta tarde –16.30 horas– en el que, sin embargo, aspira a sumar los tres puntos para mantenerse en la zona alta de la tabla clasificatoria y, aunque solo sea de manera momentánea, colarse entre los cuatro primeros de la tabla del grupo I de Tercera.

En vista del escenario donde se va a jugar –“no debería haber partidos en campos así, porque solo se puede jugar a una cosa”, reflexiona el entrenador Míchel Alonso–, el Somozas se prepara para prestar especial atención a aspectos como el juego directo o las estrategias, ofensivas y defensivas. Son cosas que no se le dan especialmente mal al equipo que entrena el técnico ferrolano que, de todas maneras, explica que su cuadro “ya fue más poderoso de lo que es en estos aspectos”. De todas maneras, el preparador ferrolano es consciente de que dispone de gente buena en el juego aéreo, así que ahora espera acertar en el tema de lanzamientos.

 

REGULARIDAD

En cuanto al Dorneda, el preparador del cuadro somocense percibe que esta temporada ha mejorado bastante sus prestaciones como visitante. Por eso, en cuanto recuperó la regularidad como local que no tuvo al principio de temporada, se ha asentado fuera de los puestos de descenso, algo que Míchel Alonso está convencido de que mantendrá de aquí al final de la temporada. Y es que el entrenador sabe que para el cuadro de Oleiros su terreno de juego actúa de salvoconducto de cara a conseguir la permanencia, que es el objetivo que se ha marcado para la presente campaña.

El Somozas, que tras la marcha de Ekedi cuenta con 21 efectivos en su plantilla, contará para este partido con las bajas de los sancionados Álex Bao y Suso y los lesionados Fiuza y Denís. Además, Álvaro será baja por decisión técnica para un encuentro en el que la escuadra somocense espera mantener su condición de invicto cada vez que juega a domicilio. De hechó, el cuadro comarcal es el único de toda la liga que no ha perdido cada vez que juega a domicilio a lo largo de la presente temporada.