• Jueves, 23 de Marzo de 2017

Confianza para mejorar el rendimiento

Después de que las dos últimas victorias en A Malata tranquilizasen la situación clasificatoria del Racing, es turno para que el equipo ferrolano comience a mejorar su juego.

Confianza para mejorar el rendimiento
Tena, durante el partido del pasado miércoles ante el Palencia en el campo de A Malata	JORGE MEIS
Tena, durante el partido del pasado miércoles ante el Palencia en el campo de A Malata JORGE MEIS

Después de que las dos últimas victorias en A Malata tranquilizasen la situación clasificatoria del Racing, es turno para que el equipo ferrolano comience a mejorar su juego. En la novena posición de la tabla, con ocho puntos de ventaja con respecto a la posición que obliga a ganar una eliminatoria para seguir en la categoría –y diez sobre las cuatro de cola–, el cuadro verde quiere reflejar su verdadero nivel sobre el terreno de juego, empezando por el duelo de mañana frente al Valladolid B. “Que los jugadores se suelten más, que cada uno pueda demostrar las cualidades que tiene, que su rendimiento aumente...”, apunta Miguel Ángel Tena.
Pero, a pesar de que el técnico racinguista les haya comunicado a los jugadores que dirige que en esta situación tienen que hacer frente a los partidos con menos tensión –“nos tiene que servir para dar el nivel que tenemos”, asegura–, también ha recordado que el trabajo no está completamente hecho. Al revés, el preparador apunta que “hay que seguir compitiendo durante los noventa minutos de cada partido, mostrando la misma intensidad que últimamente. Como no cumplamos estas dos premisas, no sumaremos puntos”. Y, por ahora, el objetivo sigue siendo el de sellar matemáticamente la permanencia. “A partir de ahí, veremos que queda por delante”, dice.

dificultades
El anexo del José Zorrilla será el lugar en el que el Racing empezará a demostrar un mejor nivel. Y, a pesar de que en temporadas anteriores el escenario destacaba por su dificultad –una hierba artificial que provocaba irregulares botes de la pelota, así como viento que condicionaba el desarrollo del juego–, el técnico racinguista recuerda que el hecho de que la superficie haya sido remodelada este año facilitará algo las cosas. “Ahora tienen un césped de última generación, en el que el balón corre bien. Lo único que sí puede afectar es el aire”, dice.
La principal dificultad del encuentro, sin embargo, llegará de parte de un adversario situado en la sexta posición de la clasificación, con la permanencia casi mateméticamente asegurada y que se ha confirmado como una de las revelaciones del campeonato. “Nos vamos a enfrentar al filial de una de las mejores escuelas de formación de España. Es un equipo con mucho potencial, con jugadores de una técnica exquisita... así que nos va requerir hacer un trabajo muy sólido para que no se encuentren cómodos en el juego entre líneas”, expone. A partir de ahí, el entrenador de Castellón espera que la escuadra que prepara sea capaz de rendir con la pelota en los pies al nivel del pasado miércoles ante el Palencia. “Es uno de los partidos más complejos que nos quedan, así que vamos a tener que sacar lo mejor de nosotros”, dice.