• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Complicada tarea para el Consejo del cuadro verde

No tiene una tarea fácil el Consejo de Administración del Racing para tratar de enderezar la situación del cuadro verde que, a falta de solo dos jornadas para que finalice la primera vuelta de la competición

Complicada tarea para el Consejo del cuadro verde
El conjunto ferrolano necesita un cambio tras la derrota sufrida ante el filial pucelano
El conjunto ferrolano necesita un cambio tras la derrota sufrida ante el filial pucelano

No tiene una tarea fácil el Consejo de Administración del Racing para tratar de enderezar la situación del cuadro verde que, a falta de solo dos jornadas para que finalice la primera vuelta de la competición, se encuentra en una inesperada plaza en puestos de descenso, algo muy lejos de lo que se preveía en la pretemporada.
En nuevo director deportivo del cuadro verde, Carlos Mouriz, ha viajado con el equipo a los dos últimos encuentros y ha podido vivir en primera persona la derrota del domingo ante el colista del campeonato.
Ahora, es el momento de tener la mente fría y analizar que es lo que más le conviene al club de cara al futuro. Lo que parece seguro es que la entidad ya se está moviendo en el mercado en busca de jugadores que puedan contribuir a reconducir la situación y a tratar de salvar la categoría, que es el único objetivo que ahora mismo se marcan en la entidad, después de la trayectoria de la primera vuelta del campeonato. Otra de las dudas que se plantean es si continuar con Miguel Ángel Tena al frente del equipo o intentar dar un golpe de timón, destituyéndolo y trayendo a otro técnico en busca del revulsivo que se lleva esperando desde hace muchas semanas.
También desde el Consejo de Administración tendrán que tratar de reconducir el enfrentamiento palpable entre la masa social y el equipo, como queda demostrado en la menor asistencia que hay en cada partido que juega el equipo en A Malata y las quejas ante la actitud que demuestra el equipo.
La afición denuncia dejadez por parte de los dirigentes, que no han tomado las medidas que los abonados creen que se tenían que haber hecho, lo que lleva a que muchos dejen de acudir al campo y elijan otras opciones deportivas de la ciudad con las que, en estos momentos, se identifican bastante más.