• Viernes, 20 de Octubre de 2017

Casás dispara su última bala en el selectivo para el próximo Mundial sénior

“Estoy muy tranquilo, no tengo nada que perder y todo lo que pudiese hacer ya está hecho”. Así de claras tiene las ideas el palista eumés Brais Casás –Kayak Tudense– pocas horas antes de afrontar una cita que podría “catapultarlo” al Campeonato del Mundo absoluto de Racice dentro de dos semanas. 

Casás dispara su última bala en el selectivo para el próximo Mundial sénior
El eumés afronta la regata decisiva a primera hora de esta mañana  | fgp
El eumés afronta la regata decisiva a primera hora de esta mañana | fgp

“Estoy muy tranquilo, no tengo nada que perder y todo lo que pudiese hacer ya está hecho”. Así de claras tiene las ideas el palista eumés Brais Casás –Kayak Tudense– pocas horas antes de afrontar una cita que podría “catapultarlo” al Campeonato del Mundo absoluto de Racice dentro de dos semanas. 
Casás es uno de los quince palistas gallegos que tanto en la jornada de ayer como en la hoy disputan en Trasona –Asturias– el último selectivo de la campaña, el que abre las puertas de la cita mundial sénior. El deportista de Pontedeume, que vive su última campaña sub 23, hará frente a su prueba fetiche, el C-1 sobre una distancia de mil metros, regata que comenzará a las 9.20 horas y en la que “el que gane, va al Mundial”, comenta Casás. Así de sencillo. Sin esquinas. Una última oportunidad esta campaña de tomar parte en una cita de estas características, después del varapalo que supuso no poder participar en la competición mundial sub 23 el pasado julio al no poder hacer frente a los gastos que suponía, ya que la Federación Española le informó que no se hacía responsable de ellos. 
El eumés, uno de los mejores canoístas españoles del momento, ha estado trabajando para esta cita superando estos baches que se le aparecían en el camino, además de otros a nivel físico. “Me recuperé bien”, comenta el de Pontedeume, “si gano estaré en la República Checa y si no disfrutaré de lo que queda de verano”. Eso sí, manteniéndose en liza en diversas pruebas con su club, el Tudense, como el próximo Trofeo Princesa de Asturias el martes. 

Papeletas
¿Opciones de ganar? Todas. Al igual que el resto de los siete palistas, quizá algunos más que otros. “Es complicado pero no imposible”, comenta Casás, “mi compañero y yo –Daniel Durán– estamos en un nivel muy alto y hace poco rompimos nuestro récord personal en la pista habitual de entrenamiento”. Unas buenas sensaciones que espera se reflejen mañana por la mañana sobre el campo de regatas asturiano, al que llegará con tiempo para realizar sus “rituales” antes de cada competición. Series de calentamientos, estar en el agua entre 20 y 25 minutos antes de que se inicie la prueba...Manías, como así las llama, que ayudan a dar un aire de familiaridad a las competiciones importantes, como es esta. En la que el de Pontedeume busca el pasaporte para un Mundial en una categoría todavía superior a la suya. Un confianza que ayuda a evitar unos errores que se presentan clave en una línea de salida en la que solo décimas separan a los más destacados, entre ellos el eumés. “Saber hacer frente a la concentración, a los nervios y aguantar la presión será lo que decida. El que cometa menos errores será el que gane”. l