• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

El Baloncesto Narón renueva su estructura y rejuvenece su equipo

Lejos de invitarlo al conformismo, la tercera posición que consiguió en el último ejercicio de la liga EBA, fue el acicate definitivo para que el Baloncesto Narón.

El Baloncesto Narón renueva su estructura y rejuvenece su equipo
Pablo Rodríguez dirigirá el primer equipo del club
Pablo Rodríguez dirigirá el primer equipo del club

 Lejos de invitarlo al conformismo, la tercera posición que consiguió en el último ejercicio de la liga EBA, fue el acicate definitivo para que el Baloncesto Narón se embarcase en una profunda renovación encaminada, ya no tanto a mejorar  ese puesto y optar el próximo año al ascenso, sino a consolidarse entre los mejores de la categoría y que ese éxito no sea flor de un día.
Los cambios en el club serán integrales y afectarán a todos los estamentos. Suso Varela dejará de dirigir al equipo senior para encargarse de coordinar toda esta nueva estructura deportiva, en la que se incluyen las categorías de base, como si de un director deportivo “oficioso” se tratase. Su lugar en el banquillo lo ocupará el técnico ferrolano Pablo Rodríguez, que hace dos ejercicios dirigió al Ferrol CB en esta misma categoría.
El preparador tiene ante sí una tarea muy complicada y no solo por mantener el listón que se estableció la última campaña, sino para dar forma a una plantilla en la que se plantea una profunda renovación. En el club, tal y como explica Suso Varela, pretenden que esa escuadra senior siga contando con el mayor número posible de jugadores de la comarca, pero también se va a exigir un nivel de compromiso, con entrenamientos en sesión de mañana y tarde, que saben que muchos de ellos ni pueden ni están dispuestos a asumir. Así que Varela es realista al asegurar que “la base seguirá siendo de la comarca, pero tendremos que completarla con jugadores de fuera”.
La principal implicación será económica pues, si hasta ahora las remuneraciones que el Baloncesto Narón ofrecía a sus efectivos eran mínimas, esa circunstancia deberá cambiar para poder hacerse con esos refuerzos. “Ahí hay que mirar bien qué presupuesto hace falta, porque sabemos que es necesario un dinero mínimo para salir en condiciones”, apunta Varela.
Todos estos cambios implicarán, inevitablemente, un relevo generacional. Hasta ahora, en el equipo había jugadores “que dieron todo y más por el Narón, y sin cobrar nada”, pero es el momento de abrir paso a nuevos valores para conseguir una transición que garantice el futuro deportivo del club. Por eso, el responsable técnico naronés asegura que será determinante el papel de esa buena generación junior con la que cuentan en el club.
Precisamente, este equipo que  acaba de lograr el ascenso a la Liga Gallega estará dirigido por el propio Pablo Rodríguez con el fin de que pueda tener un mayor control de los jugadores que actúen con los senior y, asimismo, pueda organizar de forma conjunta el trabajo.
En la base también habrá novedades, pues desde la entidad naronesa se pretende dotar de mayor seriedad a todas sus actividades, desde los entrenamientos, al compromiso de técnicos, jugadores y familias. Ahora se quiere optar por la calidad y no tanto por la cantidad, así que se instará a los baloncestistas que quieran formar parte de las categorías inferiores a, cuando menos, comprometerse a realizar tres sesiones semanales.