• Jueves, 22 de Febrero de 2018

Toma todas las precauciones antes de comprar un coche usado

Se trata de una decisión importante en la que hay que tomar la decisión más acertada. Algo que se puede conseguir siguiendo una serie de pautas

Toma todas las precauciones antes de comprar un coche usado
coches de segunda mano
coches de segunda mano

Comprar un vehículo nuevo es todo un placer para los amantes del mundo del motor. No obstante, el precio es un aspecto que hace que gran cantidad de personas se decanten por adquirir un coche de segunda mano.

Además, las opciones para hacerse con uno de estos automóviles son muchas. Eso hace que por ejemplo la venta de autos usados en Costa Rica sea un importantísimo negocio, al igual que en otros muchos países. Y es que los vehículos de segunda meno tienen una depreciación mucho menor que un coche nuevo, además de ser mucho más baratos.

¿Cómo se debe revisar un vehículo usado?

Aun así, se trata de una decisión importante en la que hay que tomar la decisión más acertada. Algo que se puede conseguir siguiendo una serie de pautas. La primera de ellas, cómo no, es probar el vehículo antes de comprarlo. Esta prueba de manejo debería ser tanto en calle como en carretera, teniendo así una mejor percepción del funcionamiento del coche en todos los niveles.

La apariencia del vehículo es otro aspecto que debe influir en el precio del mismo. En efecto, aunque este no sea el elemento más importante, hay que hacer un balance entre la mecánica del coche y la estética que presenta, ya que los desperfectos exteriores podrían hacer aconsejable pedir una rebaja.

Consejos si compras un coche

Comprueba que el automóvil no tiene ninguna fuga

Más importante que lo anterior resulta comprobar que no existe ninguna fuga, para lo cual habrá que examinar visualmente el motor. Si este tiene zonas sucias y oxidadas probablemente dé problemas posteriormente. Además, una fuga de líquidos supone la necesidad de hacer una reparación en el vehículo. Por ejemplo, un líquido negro puede suponer una fuga de aceite, y uno de color verde, una fuga de anticongelante.

Por otro lado, a día de hoy es especialmente sencillo obtener información, gracias a lnternet. Quien esté interesado en comprar un vehículo de segunda mano puede indagar a través de la red todos aquellos aspectos que le interesen, enterándose de todas las ventajas y desventajas que presenta cada opción.

A través de este medio es posible saber también si el precio a pagar realmente es justo. Aunque conociendo los kilómetros del motor y haciendo una prueba mecánica ya se puede tener una idea en este sentido, nunca está de más entrar en el buscador para ver si el precio que se pide es el que realmente se está pagando en el mercado.

¿Qué tal si te decantas por un vehículo certificado?

Una excelente opción es comprar un automóvil certificado, ya que este aporta un nivel extra de seguridad en lo que a la calidad se refiere. De hecho son muchos los distribuidores que venden este tipo de vehículos, cuyas garantías se pueden ampliar.

En todo caso, se trata de una decisión que no hay que tomar a la ligera, para no arrepentirse después. Cambiar un vehículo por otro puede ser un proceso de lo más engorroso, por lo cual es mucho mejor tomarse el tiempo que haga falta para tomar la mejor decisión posible.

Una de las cosas que se debe hacer siempre es revistar el VIN del vehículo en Internet, lo cual permite saber si este está registrado legalmente, además de comprobar que no se trata de un producto clonado.

Aspectos técnicos a comprobar antes de comprar un coche de segunda mano

También se debe comprobar el vehículo a diversos niveles técnicos. Uno de ellos es el arrranque. Cuando se trata de un vehículo de gasolina, un mal arranque en frío se puede originar por un fallo del sistema de inyección o de regulación de la mezcla. Sin embargo, en un diesel puede venir provocado por un fallo en el sistema de incandescencia o en la inyección del motor. Por lo tanto, hay que asegurarse de que el motor de arranque no hace ningún ruido ni al iniciar ni al soltar la llave.

Es necesario confirmar también que no existe problema alguno en la dirección del vehículo. Para ello habrá que girar en primer lugar el volante en todo su recorrido, para detectar cualquier posible ruido extraño y asegurarse de que el volante gira con fluidez durante ese recorrido completo.

Presta especial atención a la suspensión y los frenos

Los amortiguadores son de los elementos a los que se debe prestar más atención a la hora de comprar un vehículo usado. Para comprobar su estado habrá que ver si las ruedas se desgastan bien por los dos lados. Se recomienda también hacer una prueba dinámica con algunos cambios de dirección, pasando por algunos baches para ver cómo se comporta el coche y que este no hace ruidos inusuales.

Y cómo no, los frenos también deben estar en el foco de atención del posible comprador. Si el vehículo tiene ABS y ESP, habrá que revisar que los testigos se encienden al poner el contacto, y que se apgan poco después de arrancar. Esto significa que el sistema funciona bien.