• Sábado, 16 de Diciembre de 2017

Los préstamos rápidos sin aval, el bote salvavidas de la economía doméstica

Este nuevo producto financiero está cargado de bondades y facilidades para las familias que lo tienen más complicado para salir del paso a cada mes.

Los préstamos rápidos sin aval, el bote salvavidas de la economía doméstica
préstamos
préstamos

Un empujón a nuestros ahorros que nos permita disfrutar de un mes repleto de tranquilidad y de aire en cuanto a lo económico. Muchas personas, desgraciadamente más de las que creemos, suspiran por disfrutar de esto para poder seguir adelante cada 30 días. Para estos hogares las fechas que están por venir son motivo de gran alegría, pero también de grandes miedos. Y es que si hay algo que caracteriza a las navidades, además de la infinidad de razones por las que celebrar y disfrutar, es por los gastos que traen consigo.

Son días de mirar poco por las cuentas y mucho por la comida, o la bebida, o las fiestas. El ambiente festivo que nos rodea con motivo de la recta final del año es más que suficiente para animarnos a gastar sin reparar en las posibles secuencias, algo completamente normal. El problema viene cuando encaramos este sprint final en una situación en la que nos es imposible mirar poco al banco. En muchas casas es suficiente el más mínimo desajuste para destrozar por completo los cálculos milimétricos y acabar con la economía doméstica en un estado poco deseable. Con eso, si encima sumamos lo que supone la Navidad, tenemos una mezcla poco halagüeña.

Debido a este tipo de situaciones, multitud de compañías han ideado algo con lo que intentar poner remedio, aunque sea para poder salir del paso. Tanto grandes empresas como entidades más pequeñas han dado forma a unos productos orientados a los que necesitan esas inyecciones económicas y no tienen acceso a ellas por los motivos que sean. Los créditos rápidos, o los préstamos rápidos online, son una buena manera de contar con ese empujón sin tener que complicarse demasiado, aunque siempre con la responsabilidad que conlleva un servicio de este tipo.

El concepto de este tipo de préstamos es sencillo. Ofrecen el dinero que el solicitante requiere, lo hacen con la mayor rapidez posible y aceleran los trámites de una forma radicalmente opuesta a lo más tradicional. Probablemente tú, que estás leyendo esto, cada vez que veas la palabra préstamo, crédito o incluso hipoteca pienses en infinidad de citas con bancos, visitas a oficinas, colas de espera, papeles, papeles y más papeles. Pero sentimos decirte que con los online las cosas son muy diferentes.

Compañías como Mercaprestamo se han especializado en ofrecer un producto distinto, algo que sea fácil de solicitar y que no requiera tantísimas complicaciones. Aunque dentro de ellos hay multitud de variantes orientadas a situaciones más concretas, los rasgos generales de los créditos rápidos por internet son los siguientes:

Trámites rápidos

El solicitante solo tiene que entrar al portal de la correspondiente entidad, como por ejemplo la ya citada Mercaprestamo, indicar el dinero que necesita y el plazo en el que lo quiere devolver. Tras esto, solo un par de pasos más para indicar sus datos personales y esperar. Puede recibir una respuesta en cuestión de segundos y, si se aprueba, recibir el dinero en el mismo día. Cuando se llaman rápidos es por algo.

Trámites fáciles

Olvídate de justificar con avales o de complicarte teniendo que buscar infinidad de documentos. No van a solicitar más que tus datos personales y, en caso de figurar en listados de morosidad como el de ASNEF, algo que garantice tu solvencia económica (nómina o cualquier documento que lo avale) para que la entidad pueda proceder como de costumbre. Solo es un paso más, pero no tiene las complicaciones de los bancos y demás empresas tradicionales ni por asomo.

Flexibilidad en la devolución

¿No te da tiempo a reunir el dinero para pagar la devolución del préstamo? No te preocupes, por lo general, siempre se otorga algún tipo de prórroga para poder hacer el pago; sin embargo, es harto probable que haya un pequeño añadido a consecuencia de los intereses y las gestiones adicionales.

Estos tres pilares son los grandes fundamentos de los préstamos rápidos online, lo que hace que despunten como producto estrella ante necesidades urgentes y, sobre todo, ante aquellos que lo tienen más difícil para solicitar alguna ayuda económica a una entidad bancaria. Tanto particulares como empresas de diversa índole se han sumado a este movimiento para facilitar al mundo algo mucho más práctico, versátil, sencillo y, por supuesto, flexible.

¿Necesitas una ayuda para estas navidades? Quizá te convenga plantearte seriamente lo que este producto financiero te brinda y acudir a él para aprovechar sus bondades. Cada vez son más los que se benefician de ello y logran disfrutar de una mayor tranquilidad en lo económico. Aunque, remarcamos, siempre ha de solicitarse desde la responsabilidad, asumiendo los costes que implica y estudiando debidamente tanto plazos como pagos.