• Miércoles, 21 de Febrero de 2018

Valdoviño Azul denuncia batidas sin control en el entorno protegido del humedal de A Frouxeira

La Asociación Valdoviño Azul denuncia que el pasado sábado se realizó una batida de caza en el entorno del humedal protegido de A Frouxeira. Según sostienen desde la plataforma, un grupo de unas 20 o 30 personas

Valdoviño Azul denuncia batidas sin control en el entorno protegido del humedal de A Frouxeira
Los cazadores efectuaron las batidas en la zona protegida
Los cazadores efectuaron las batidas en la zona protegida

La Asociación Valdoviño Azul denuncia que el pasado sábado se realizó una batida de caza en el entorno del humedal protegido de A Frouxeira. Según sostienen desde la plataforma, un grupo de unas 20 o 30 personas provistas de sistemas de telecomunicación, perros de caza y diferentes tipos de armas largas penetraron en la zona protegida de juncos, donde, aseguran, anidan diferentes tipos de especies animales, muchas de ellas con diferentes niveles de protección legal por encontrarse dentro de grupos de riesgo.
Asimismo, indican que varias personas del grupo estuvieron apostadas “en la senda que circunda el humedal”, una zona que, según sostiene, goza de gran uso por parte de la población local que la emplea para hacer ejercicio o pasear, así como para avistar aves. Además, recuerdan que la zona en cuestión es frecuentada también por niños y sus familias.
Desde Valdoviño Azul se preguntó a uno de los miembros del colectivo de cazadores por la actividad que desarrollaban en la zona y si tenían permiso para hacerlo en un entorno protegido como el referido. La respuesta del grupo fue que tenían el oportuno consentimiento por parte de la Dirección General de Medio Ambiente y el Seprona de la Guardia Civil.
Seguidamente, la plataforma presentó la oportuna denuncia ante el cuartel de la Guardia Civil, que desconocían la naturaleza de los hechos y en los próximos días hará lo mismo ante el Seprona y la fiscalía de Medio Ambiente.
Desde la asociación valdoviñesa también muestran su “estupor por el desprecio sistemático con que trata la Dirección Xeral de Medio Ambiente en un espacio protegido como este humedal, en el que se asientan numerosas especies protegidas, algunas en peligro de extinción”.
Desde Valdoviño Azul sostienen que la “argucia” utilizada para permitir la caza en el humedal se fundamenta en el crecido número de jabalíes que hay en la zona y que acuden al lugar en busca de comida y perjudican a las especies allí asentadas. Consideran desde la entidad que realmente existe un problema pero insisten en que la Dirección Xeral debería ser conocedora de que “el humedal se alimenta de las cuencas de los arroyos Villar, Lóngara y Gonzalvito, entre otros lugares por los que transitan los jabalíes. En estas zonas es donde se debería aplicar medidas de control, aseguran, dado que se trata de localizaciones alejadas de la zona de paso y también del entorno protegido.
También lamentan que la batida del sábado se realizase sin presencia de agentes de la Dirección Xeral o el Seprona, que controlan habitualmente este tipo de actividades. También consideran que no es admisible que los cazadores actuarán sin ningún cordón de seguridad, “con el consiguiente peligro para las personas que se acercan a pasear, algunas acompañadas de niños, con el siguiente impacto emocional que puede causar también en menores la presencia de armas y batidas sobre animales”.