• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

La ternera de O Forgoselo se estrena bajo el sello “Producto do Eume”

La carne de ternera de O Forgoselo se distingue desde ayer con la marca “Producto do Eume”. Es el primer género que se comercializa con este “sello” de reciente creación que tiene por objetivo acercar al consumidor los productos o servicios de calidad certificados por la asociación Euroeume.

La ternera de O Forgoselo se estrena bajo el sello “Producto do Eume”

La carne de ternera de O Forgoselo se distingue desde ayer con la marca “Producto do Eume”. Es el primer género que se comercializa con este “sello” de reciente creación que tiene por objetivo acercar al consumidor los productos o servicios de calidad certificados por la asociación Euroeume.
Un paso más en la andadura de la AVV Monte Forgoselo que agrupa actualmente por un centenar de vecinos asociados y gestiona una explotación ganadera de 1.400 hectáreas. Esta es la principal actividad de la entidad aunque no la única –también se dedica a los aprovechamientos forestales, micológicos y sociales–. “Temos unhas 460 cabezas de gando nun réxime de producción en extensivo o que quere dicir que nos adaptamos aos usos tradicionais de aproveitamento dos pastos”, explicaba el presidente. “A base da alimentación dos xatos é o leite materno e os pastos da propia explotación o que lle confire á carne unha características diferenciadoras”, explica. Su crianza se culmina con un proceso de cebado de 90 días.
Otro de los sellos de identidad de esta explotación colectiva es que, si bien en Galicia el sacrificio de los becerros está en una media de 8 o 9 meses, en O Forgoselo esta se lleva a cabo a los 11 o 12. “A carne resultante ten unha cor máis escura e ben infiltrada en graxa o que lle confire unha maior tenrura que só se acada en animais adultos”, explica Manuel Fernández.
Las razas predominantes son cruces mestizos autóctonos de la zona, si bien también hay presencia de Rubia Galega, “aínda que non se adapta ben ao pasto no monte e as condiciones dunha producción en extensivo”, indicó el presidente.
El proyecto de la AVV de O Forgoselo nació en 1985 y con los años se fue adaptando a los nuevos reglamentos de producción. “Ésta é unha zona con tradición gandeira pero estás nun espazo protexido e iso tamén implica certas limitacións. O traballo no campo é moi esclavo e deste xeito aínda que somos dous os traballadores que nos facemos cargo de atender aos animais é moito máis cómodo”, explicaba Manuel Fernández. Otro de los retos a los que ha tenido que hacer frente la entidad en los últimos años ha sido la modificación de sus métodos de trabajo para certificar la producción.

aval de excelencia
La explotación está inscrita en la IXP Ternera Gallega y se comercializa su carne a través de Agroalimentaria do Eume. Su incorporación a la marca de garantía “Producto do Eume” le permitirá reforzar lazos con otros productores locales y hacerla más competitiva y visible en el mercado, tal como ayer destacaba ayer Valentín González Formoso, presidente de la Diputación organismo encargado de impulsar la marca junto a la asociación Euroeume.
En el acto de presentación de la marca, estuvo acompañado de la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez no solo destacó la importancia de competir en el mercado por la vía de la distinción de la calidad sino también a peló a la importancia de fortalecer el sector agroalimentario con capacidad de atender a las demandas de los consumidores.
La carne de O Forgoselo es el primer producto certificado como “Producto do Eume”, sin embargo no será el único. Así tal y como ayer avanzó el gerente de Euroeme, Miguel Teixido, se prevé que en los próximos meses se puedan amparar bajo esta marca otras producciones agroalimentarias de la zona como es el caso de la miel, los productos lácteos –sobre todos los quesos y posiblemente también el requesón de A Capela–, los productos de la huerta de la cuenta del Xuvia, la repostería o incluso las setas que ayer acompañaron a una de las degustaciones de este productos.