• Miércoles, 16 de Agosto de 2017

Reportaje | Localizan dos petroglifos inéditos en las parroquias eumesas de Ombre y Andrade

Dos nuevos petroglifos han sido hallados estos días en el municipio de Pontedeume, concretamente en las parroquia de Ombre y Andrade. El descubridor ha sido el historiador y autor del blog O Noso Patrimonio, Xabier Moure, quien los localizó en una visita por el monte

Reportaje | Localizan dos petroglifos inéditos en las parroquias eumesas de Ombre y Andrade
Imágenes del petroglifo hallado en el monte conocido como A Chousa do Conde, a unos 300 metros del castillo de Andrade, en la parroquia de Nogueirosa | daniel alexandre
Imágenes del petroglifo hallado en el monte conocido como A Chousa do Conde, a unos 300 metros del castillo de Andrade, en la parroquia de Nogueirosa | daniel alexandre

Dos nuevos petroglifos han sido hallados estos días en el municipio de Pontedeume, concretamente en las parroquia de Ombre y Andrade. El descubridor ha sido el historiador y autor del blog O Noso Patrimonio, Xabier Moure, quien los localizó en una visita por el monte. “Íalle sacar unha foto a un petroglifo que xa tiñamos localizado nas inmediacións do castelo de Andrade cando nos atopamos cun deles”, explica.
Se trata del ubicado en A Chousa do Conde, en la parroquia de Andrade, a unos 300 metros del castillo de Nogueirosa. “Un pequeno afloramento rochoso que apenas sobresae do chan onde se ven tres coviñas de 9, 11 e 13 centímetros de diámetro”, explica el experto.

El segundo de los hallazgos fue en el monte de As Areeiras, en la aldea de Regueira (Ombre) a unos 400 metros de altitud sobre el nivel de mar. “Neste caso trátase dunha pía de forma ovalada con canle de saída, situada na parte superior dunha rocha granítica”, indica Moure que sitúa el hallazgo en las inmediaciones de varias mámoas catalogadas muy alteradas por la maquinaria pesada que se emplea para la plantación y extracción de eucaliptos.

Ambos descubrimientos fueron comunicados el pasado lunes al servicio de Patrimonio en a Coruña para que procede a su catalogación, así como al Concello de Pontedeume.

Representaciones escasas
Hasta el momento, el PXOM recogía solo como catalogados dos petroglifos en el municipio: el de A Regueira “cunha coviña de 7 centímetros de diámetro e outra pena con dúas coviñas de 5, e 9 centrímetros, ubicadas en A Chousa do Monte”, indicó Moure quien apunta a la importancia del hallazgo dada la escaseza de este tipo de diseños grabados en la zona. “Son as representacións máis sinxelas da arte ruprestre ao aire libre e gozan da máxima protección da Lei de Patrimonio ao seren considerados Ben de Interese Cultural (BIC)”, apunta el historiador.

Posibles significados
Con respecto al posible significado de estas representaciones, cuya cronología los sitúa hace 4.000 años –se adscriben a la Edad de Bronde entre el Neolítico la Edad de Hierro–, “dada a diversidade onde aparecen, temos que pensar que non terían un único significado”, dice el experto, “recipientes para ofrendas, lugares para recoller a auga que sería empregada nalgún tipo de ritual, receptáculos para sacrificios, calendarios solares e lunares, símbolos de carácter sexual feminino relacionados coa fertilidade, mapas terrestres e celestes, delimitadores de espazos sagrados ou lugares máxicos” son algunos de los posibles usos de estos diseños grabados en la tierra.

Aunque al tratarse de arte simbólica “son de natureza inintelixible para nós e co único que xogamos son con hipóteses xa que este sistema de comunicación desapareceu, xunto coas persoas que o xeraron e incluso cabe a posibilidade de que o seu significado solo fora comprensible para determinados membros daquela sociedade”, aclara.l