• Martes, 26 de Septiembre de 2017

Una nueva plaga, la de la avispilla del castaño, desembarca en la comarca

En plena lucha contra la polilla  guatemalteca de la patata y la avispa velutina, al agro de la comarca de Ferrol le ha salido una nueva enemiga: la avispilla de los castaños (Dryosmus kuriphilus), una especie invasora procedente de China que pone en “jaque” la producción de castañas este otoño

Una nueva plaga, la de la avispilla del castaño, desembarca en la comarca
En la imagen aparecen identificadas las deformidades típicas del ataque de la avispa
En la imagen aparecen identificadas las deformidades típicas del ataque de la avispa

En plena lucha contra la polilla  guatemalteca de la patata y la avispa velutina, al agro de la comarca de Ferrol le ha salido una nueva enemiga: la avispilla de los castaños (Dryosmus kuriphilus), una especie invasora procedente de China que pone en “jaque” la producción de castañas este otoño. En San Sadurniño ya se ha detectado su presencia en dos puntos diferentes, en Naraío y Bardaos. Su desembarco en la zona es un hecho aunque desde la Consellería de Medio Rural aseguran no tener constancia de su presencia en la zona. 
La avispa se reproduce perforando los brotes de los castaños poniendo entre 150 y 200 huevos en primavera. A partir de ese momento, empieza a crecer una protuberancia llena de larvas que le afecta a la floración, a las hojas y, en último caso, a la función fotosintética del árbol que pueden llegar a morir con el paso del tiempo. Sin embargo el efecto más palpable es que deja de producir castañas. “Detectéina no meu souto por primeira vez nesta primavera. Non é algo do que te decates sen observar. Un compañeiro localizounas por primeira vez en Bardaos a onde me acheguei a velas y logo dínme conta que eu tamén as tiña”, explica el edil de Desenvolvemento Local de San Sadurniño, Manolo Varela.
Es por ello que, para luchar contra esta plaga, insiste en la necesidad de llevar a cabo una detección precoz, revisando las hojas y las ramas de los árboles para ver si presentan las deformidades típicas de su ataque. “Contra delas non hai insecticidas eficaces. O que mellor funciona é a solta masiva doutra especie de avespa cativa [Torymus sinensis] que actúa como o seu depredador”, indicó.
Manolo Varela insistió en que desde a Xunta “fanse cousas pero non as suficientes”, poniendo como ejemplo lo ocurrido con la avispa velutina. “Para realizar a solta dos depredadores, non vale calquer momento, hay que esperar a cando é máis voraz e nun ciclo determinado da avespilla”, puntualizó. “Tampouco é de comprender que a Xunta se mostre contraria á solta do depredador cando no país veciño, Portugal, se están a facer estas soltas máis amplias e tarde ou cedo estos subirán ate Galicia, por que non se levan a cabo xa, cando se detecta o problema?”, se pregunta. Así las cosas aconseja que, en caso de observar la presencia de esta avispa, se comunique a los servicios de sanidad vegetal de la Xunta para que tengan constancia de su propagación y para que aporten recomendaciones de actuación ante el problema. l