• Viernes, 26 de Mayo de 2017

Nar´pnm

Un retoño del árbol de Gernika crece desde ayer en las cercanías del Pazo da Cultura. La plantación responde a una iniciativa de la Asociación Memoria Histórica Democrática y respaldada por el gobierno local que contó con la colaboración de las Juntas Generales de Bizkaia. 

Momento de la plantación del retoño del árbol de Gernika
Momento de la plantación del retoño del árbol de Gernika

Un retoño del árbol de Gernika crece desde ayer en las cercanías del Pazo da Cultura. La plantación responde a una iniciativa de la Asociación Memoria Histórica Democrática y respaldada por el gobierno local que contó con la colaboración de las Juntas Generales de Bizkaia. 
El alcalde de Narón, José Manuel Blanco, presidió el acto, que contó con la participación, entre otros representantes del gobierno local, de la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui, del presidente de la Asociación Memoria Histórica Democrática, Antonio Martínez, y del historiador Enrique Barrera, representante de esta última entidad, así como de otros alcaldes de la comarca. 
A las 17.30 horas dio comienzo el acto, con las pertinentes intervenciones oficiales, para homenajear a las víctimas del bombardeo de Gernika, que tuvo lugar el 26 de abril de 1937 y del que se cumplirán en poco más de un mes ochenta años.
En primer lugar tomó la palabra Enrique Barrera, que recalcó que “Gernika entró a su pesar en la Historia, porque ninguna ciudad quiere ser conocida por ser devastada por un bombardeo”. Aludió Barrera a la relación de Gernika con la obra de Pablo Picasso y el hecho de que Gernika, es “una ciudad santa para los vascos, al celebrarse en la Edad Media las asambleas de los representantes bajo a sombra del árbol de Gernika”. 
Por su parte, la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia mostró su satisfacción por el hecho de poder participar en la plantación de un nuevo retoño del árbol de Gernika “de los que hay ejemplares en los cinco continentes”, agradeciendo la colaboración del Ayuntamiento de Narón y de la Asociación Memoria Histórica Democrática por el reconocimiento que supone este acto “a todas las personas que fallecieron hace ochenta años en el bombardeo de Gernika”. 
“Nuestro símbolo es aceptado y amante por todas las ideologías y todos los partidos políticos vascos, desde el PP o el PSE hasta la izquierda abertzale, Podemos o el PNV, que realizan sus actos más importantes y simbólicos en torno al árbol de Gernika, junto a la que se construyó hace dos siglos a Casa de Juntas de Gernika”, aseguró. 
“Ochenta años después, en Gernika, y desde hoy en Narón, crecen retoños de la milenaria estirpe del viejo roble que emocionó a Castelao; vascos y gallegos actualizamos su mensaje y homenajeamos a todas las inocentes víctimas de las guerras”.
Cerró el turno de intervenciones el alcalde de Narón, José Manuel Blanco, que incidió en que el evento “homenajea a las víctimas de unos acontecimientos tristes para el recuerdo pero que inevitablemente marcaron para siempre jamás la historia del pueblo vasco y que, debido a su relevancia y nefastas consecuencias no debemos dejar caer en el olvido”. 
Asimismo, el regidor local indicó que “desde hoy Narón quedará vinculada a la localidad de Gernika, a cuyos habitantes mostramos desde aquí el nuestro más humilde afecto”. 
Blanco aseguró que el árbol “formará parte del paisaje de Narón en un lugar privilegiado y desde lo que recordaremos aquellos lamentables hechos”.