• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Fomento rechaza de plano el proyecto de humanización de Alfonso Molina

Ni aceras más anchas, ni zonas habilitadas debajo de los puentes para sin techo, ni conductos para que las ranas puedan cruzar por debajo de la avenida de Alfonso Molina. El Ministerio de Fomento no parece dispuesto a acceder a ninguna de las propuestas

Fomento rechaza de plano el proyecto de humanización de Alfonso Molina
La avenida de Alfonso Molina es la principal vía de entrada y salida de la ciudad	javier alborés
La avenida de Alfonso Molina es la principal vía de entrada y salida de la ciudad javier alborés

Ni aceras más anchas, ni zonas habilitadas debajo de los puentes para sin techo, ni conductos para que las ranas puedan cruzar por debajo de la avenida de Alfonso Molina. El Ministerio de Fomento no parece dispuesto a acceder a ninguna de las propuestas del Gobierno local y ha emitido un tajante comunicado: “El Ministerio de Fomento mantendrá los acuerdos alcanzados con el ayuntamiento de A Coruña en junio de 2016 y no aceptará nuevos cambios en el proyecto ni en su presupuesto ni retrasos en su tramitación”.

Fomento frustra así las esperanzas del concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, formuladas el martes pasado, tras salir de la reunión que mantuvo con el director de Carreteras de Fomento, Jorge Urrecho: “As nosas expectativas pasan por que esas achegas que estamos trasladando se incorporen ao proxecto antes da exposición pública, para non ter que formular alegacións”.

Fomento cierra ahora esa vía. Para los responsables del ministerio, que quieren seguir un proyecto en el que Alfonso Molina sea ante todo una vía rápida con un carril más por sentido para evitar atascos, las ideas alternativas del arquitecto Iago Carro (de la cooperativa Partidarios da Cidade) son un impedimento. Por ejemplo, hacen referencia a la posibilidad de mejorar la habitabilidad de los puentes bajo los que duermen indigentes: “No se consideran adecuadas las propuestas de uso de espacios bajo las estructuras existentes ni de las márgenes”. Para Fomento, estas medidas implican problemas de seguridad vial para el tráfico peatonal y rodado.

Con vistas a hacer realidad su visión una Alfonso Molina más parecida a un bulevar en el que los vehículos circulen a una velocidad más reducida para convivir con los peatones y los ciclistas, el plan municipal incluía una plataforma con bordillo u otras opciones, según el tramo. Pero Fomento rechaza “acceder a cualquier nueva propuesta que signifique acercar los recorridos peatonales a la plataforma para el tráfico rodado”.

La postura del Gobierno central supone un jarro de agua fría para las aspiraciones municipales, que ya hacía tiempo que venía quejándose de que la fluidez de sus relaciones con Fomento no era la misma que en tiempos de la anterior titular, Ana Pastor. Sin embargo, fuentes municipales rehuyeron “en entrar en polémicas co Ministerio” y aseguran que solo se piensa en un rápido comienzo de las obras y en los barrios afectados.