• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

La Feira da Faba de Moeche cosecha un nuevo éxito de público y ventas

Moeche cerró ayer la segunda edición de su Feira das Fabas con un balance muy positivo. Así lo indicó la alcaldesa de la localidad, Beatriz Bascoy, que manifestaba la intención del Concello

La Feira da Faba de Moeche cosecha un nuevo éxito de público y ventas

Moeche cerró ayer la segunda edición de su Feira das Fabas con un balance muy positivo. Así lo indicó la alcaldesa de la localidad, Beatriz Bascoy, que manifestaba la intención del Concello de darle continuidad a este evento recuperado con el ánimo de promocionar este cultivo tradicional en el municipio y darle un impulso al rural. “Os produtores din que venderon ben, que están contentos... e nós contentos tamén, con ánimo de facer unha terceira edición”, indicó, “hoxe había catro produtores de Moeche, a xente empeza a ter ansia de poñer fabas. Incluso hai xente nova, por exemplo viveiros As Torres que se viñeron asentar aquí e o noso deber é apoiar esas iniciativas”.
Además de los cuatro productores locales se reunión puntos de venta de Bardaos (San Sadurniño) y Cerdido, además de productores del norte de Lugo, agrupados en la cooperativa Terras das Mariña. Junto a ellos acudió a la cita una comercializadora de Ferro con un completo muestrario de legumbres; una fábrica de Ribadeo y un expositor de mieles de Grañas do Sor, en Mañón.

Mejor salida
De entre toda la oferta, las habas que mejor salida tuvieron fueron las pequeñas verdinas, las de riñón y las de Lourenzá que cuentan con Indicación Xeográfica Protexida propia. Es la variedad que cultiva una productora de Moeche que acudió a la cita, Fina Rego. “Cultívoas desde que as trouxen de Asturias hai 35 anos e usoas para todo: para fabada, para o caldo...”, indicaba esta vecina muy satisfecha también con las ventas y con la convocatoria del evento.
Además de comprar este producto, los asistentes también tuvieron la ocasión de degustarlo en la fabada distribuida por el Concello en colaboración las AVV de Val de Moeche y Labacengos, de la que se vendieron 300 raciones, según apuntaron desde la administración local.
Tanto la Feira da Faba como la del ganado vacuno del pasado 23 de septiembre son un refuerzo para las tradicionales ferias mensuales del 11 y del 23 a las que se suma el monográfico alrededor del queso que se celebra en el mes de marzo y que ya es otra cita fija del calendario local dada su buena acogida.