• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Adega pide que se deniegue el proyecto de desagüe del embalse de A Capela

La asociación ecologista Adega solicita, una vez más, a Augas de Galicia, que deniegue de forma definitiva la autorización a Endesa por el proyecto de modernización de los desagües del embalse de A Capela, tras constatar  que la empresa reconoce la inevitable contaminación del río.

Adega pide que se deniegue el proyecto de desagüe del embalse de A Capela
Imagen de archivo de una concentración contraria al embalse | d.a.
Imagen de archivo de una concentración contraria al embalse | d.a.

La asociación ecologista Adega solicita, una vez más, a Augas de Galicia, que deniegue de forma definitiva la autorización a Endesa por el proyecto de modernización de los desagües del embalse de A Capela, tras constatar  que la empresa reconoce la inevitable contaminación del río. Así se extrae de la última propuesta presentada por la firma eléctrica a la Xunta –esta le obligó a cambiar el proyecto inicial y establecer un sistema de extracción de los lodos y de control de los eventuales vertidos, para minimizar la afección al río Eume, al parque natural de las Fragas y a la ría de Pontedeume– y a la que ha tenido acceso Adega. En el documento la empresa reconoce, entre otros puntos que “por más sedimento que se pueda retirar, no se evitará la esperable punta inicial de materiales en suspensión tras la apertura de los desagües del fondo”. Endesa también califica de “inviable en la práctica” el sistema propuesto por Augas de Galicia que les obligaba a dragar por succión y a transportar los lodos tóxicos fuera del vaso para su tratamiento. La firma también sostiene que “el volumen estimado de sedimentos a retirar –1.200 metros cúbicos– debería ser variable al alza o a a la baja”, un aspecto para el que la asociación ecologista defendía cubicar correctamente el volumen de sedimentos a retirar y realizar una batería de análisis para detectar posibles sustancias tóxicas acumuladas en los lodos tras más de 50 años de operación de la mina y la central.
“Por se fora pouco, Endesa pretende que estas verteduras sexan consideradas como asimilables a episodios de choivas naturais. Esta pretensión unida á intención da empresa de realizar soltas preventivas de caudal para minimizar os efectos ambientais das probas e dispoñer de caudais de dilución alén de reconocer a insuficiencia da balsa de decantación na canle son a proba do nove de que o Eume vaise ver seriamente afectado por estas obras”, puntualizaron desde la asociación ecologista. 
En base a estas consideraciones Adega reitera una vez más a la Xunta que deniegue el proyecto por las repercusiones ambientales que puede tener sobre el entorno, tanto el río Eume, como el parque natural de las Fragas o los bancos pesqueros y marisqueros de la ría de Pontedeume, donde desemboca. l